Festival de Huelva 2011: Lo nuevo de Sorín y dos cintas colombianas, últimas aspirantes

Pues ya está. Se acabó el concurso. Con cierto cansancio después de unos días de mucho cine y trabajo duro, en pocas horas conoceremos el palmarés de la edición 37 del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, que cuenta con el Colón de Oro a la mejor película como premio principal. De momento, vamos repasando las últimas aspirantes, entre las que están algunas de las favoritas.

El gato desaparece (Carlos Sorín)

Por el prestigio de su autor, era la película que a priori más llamaba la atención de todas las participantes junto a la de Andrés Wood. Lo cierto es que no ha decepcionado en absoluto y es una de las candidatas a los principales galardones. Como se ha estrenado al mismo tiempo en salas comerciales, en unos días volveremos sobre ella más extensamente, con una crítica.

La trama nos presenta a un hombre que sale de una institución psiquiátrica tras haber estado allí encerrado durante unos meses a causa de un brote psicótico. Su mujer lo recibe, contenta por un lado, pero preocupada y algo temerosa por otro. Al que no le hace ninguna gracia el regreso de su dueño es al gato, que desaparece sin dejar rastro. Lo que sigue es un suspense detrás del cual parece que no se esconde nada, o sí…

Karen llora en un bus (Gabriel Rojas Vera)

Una mujer de mediana edad llora desconsoladamente en un autobús. Se ha marchado de casa con lo puesto, no porque la situación con su marido fuera demasiado trágica sino por la sencilla razón de que necesita sentirse viva otra vez, redecorar su existencia. Aunque pasa por penurias económicas y momentos de duda, Karen no pierde la esperanza de conseguir algo mejor, y esa es sin duda la mejor actitud para lograrlo.

Con el pobre bagaje que estaba presentando el resto del cine social visto en el certamen, tenía cierto miedo a esta película. Pues bien, mis temores eran injustos. Desde el guiño a Rohmer que se produce a los pocos minutos de empezar el film (cuando Karen entra en la librería), este adopta un lenguaje irreprochable, serio y con un alto sentido de la ética, sin apenas subrayados musicales (menos aún que en El niño de la bicileta). Al final, la película logra por el camino más directo que la historia de esta mujer, callada y gris, nos sobrecoja. Algunos deberían aprender la lección.

Todos tus muertos (Carlos Moreno)

La radio anuncia que es domingo y que hay elecciones municipales en Colombia. Esto no parece interesarle demasiado a Salvador, un campesino tranquilo que sale a trabajar. En sus campos, se encuentra con decenas de cadáveres amontonados. Asustado, marcha entonces al pueblo para pedir ayuda, pero todo el mundo anda un poco distraído con los comicios. Finalmente, el alcalde y dos militares acuden en su ayuda, aunque esta será más bien peculiar.

Todos tus muertos ha cerrado con buenísima nota la sección oficial. Se trata de una comedia con apariencia surrealista pero un fondo muy trágico, ya que aunque parezca mentira está basada en hechos reales. Con algunos gags hilarantes, una fotografía espléndida y un desenlace teatral y delicioso, la película no debería quedarse fuera del palmarés, aunque es evidentemente un film con un tono no apto para todos los paladares.

En Notas de Cine | Las películas del Festival de Huelva 2011 |

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...