Festival de Málaga 2010. Día 7: Una hora más en Canarias pone un lúdico cierre al concurso

Una hora más en Canarias

Con Una hora más en Canarias y Circuit se ha completado el listado de películas a concurso. Mañana el jurado dará a conocer el palmarés, y es por tanto el momento de las quinielas. Rabia, de Sebastián Cordero, ha sido la única película redonda que hemos visto, y debería llevarse alguno de los premios importantes. Sus tres rivales más fuertes parecen Planes para mañana, Que se mueran los feos y el film de David Serrano presentado hoy. Entre ellas deberían repartirse las Biznagas a Mejor Película, Director, Guión, el premio de el público y el de la crítica. Personalmente, espero que El idioma imposible pueda rascar algo, aunque ha pasado más bien inadvertida para la mayoría.

Igual de abiertas están las opciones de cara a los galardones a los intérpretes. La mejor actuación que hemos visto en el certamen malagueño ha sido la de Gustavo Sánchez Parra (Rabia), pero lo tiene difícil ante nombres como Unax Ugalde (Bon appétit), Quim Gutiérrez (Una hora más en Canrias), Javier Cámara o Juan Diego (ambos por Que se mueran los feos). En cuanto a las actrices, hay candidatas tan populares como Marisa Paredes (El dios de madera), Pilar Bardem (La vida empieza hoy) y Carmen Machi (Que se mueran los feos), sin olvidarnos de la siempre excelente Carme Elías (Planes para mañana).

Todos dicen te quiero (y otras mentiras) 

Una hora más en canarias es la tercera película de David Serrano, guionista de El otro lado de la cama (que ganó aquí) y director de Días de fútbol. La cinta narra las artimañas que urde Claudia, una mujer colombiana casada y con un hijo, para que su joven amante  Pablo no la abandone por otra. Su imperfecto plan incluye un viaje a Tenerife, la colaboración de su hermana Mónica, a un músico argentino y borracho, y a la novia de Pablo, una chica bastante desequilibrada.

Una hora más en Canarias carece de algo en lo que caían el resto de películas de este festival: la búsqueda de verosimilitud. David Serrano ha elaborado una representación consciente de sí misma, una especie de reinvención con muy poca vergüenza del musical de Woody Allen Todos dicen I love you. Así, a los únicos personajes a los que les va bien es a los que inventan mejores mentiras. En un momento dado, el protagonista dice estar cansado de la realidad. Y la película es precisamente un lúdico remedio contra ella, gracias a su ritmo frenético, a sus actrices colombianas en registro de telenovela y a una sorprendente y disparatada Miren Ibarguren.

Con otros objetivos bien distintos se sitúa Circuit, un relato que se ambienta en el mundo de la moda en Barcelona, y en el que se cruzan diversas historias. La princiapl es la de Vic y Ana, fotógrafo y modelo que ponen un punto y final a una tormentosa y autodestructiva relación amorosa. Es en ese momento cuando él, un profesional reputado y cool, decide marcharse mil días fuera de la ciudad para superarlo todo. Mia, una joven que ha ido a pedirle trabajo, se convertirá en él.

Hay que agradecerle a Xavier Rivera Perpiñá (que ya se llevó con A+ el Premio Especial del Jurado de este Festival hace unos años) el enorme esfuerzo que ha realizado. Su película cuenta con centenares de planos, un trabajo sonoro complejo, constantes contrastes de fotografía y un montaje delicado. De hecho, Circuit contiene tantos elementos en sus poco más de 90 minutos, que el visionado termina resultando un tanto epatante. Y en cuanto a su pretendida modernidad, es tan poco creíble como las sonrisas que vemos en las pasarelas.

En Notas de Cine | Festival de Málaga 2010 | Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 | Tráiler de Una hora más en Canarias |

 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...