Festival de Sevilla 2009. Día 3: Fish Tank y los Premios del Cine Europeo

Fish Tank

Frente a la Torre del Oro se dieron a conocer las nominaciones a los Premios del Cine Europeo. La prensa ya se ha encargado de recalcar que fuera de España siguen acordándose de Pedro Almodóvar y Penélope Cruz, pero yo prefiero descubrir que gracias precisamente al Festival de Sevilla, ya he visto todas las candidatas a Mejor Película. De las virtudes de Un profeta y sobre todo de El lazo blanco ya hablé en mis dos crónicas anteriores, y a Déjame entrar, El Lector y Slumdog Millionaire (¿se habrán dado cuenta con el paso de estos meses de que no era para tanto?) las conocemos de sobra.

La sexta en discordia es Fish Tank, que forma parte de la Sección Oficial a concurso del certamen sevillano. Escrita y dirigida por Andrea Arnold, tiene los dos ingredientes principales de esta edición del festival: está realizada por una mujer y viene de Gran Bretaña. La película cuenta la historia de Mia, una adolescente de quince años un tanto sociópata y con una familia problemática. La entrada en liza de un hombre revolucionará la vida de la chica, que recurre al baile para expresarse.

Fish Tank está contada con cierta gracia, y tiene a la actriz Katie Jarvies como su gran revelación (la joven competirá por el premio a la Mejor actriz europea). Lo mejor del film es la creación de los tres personajes femeninos (madre, hermana mayor y menor). Las chicas del barrio bailan y levantan la voz para decir aquello de que «el mundo es un asco». Sorprendente película, aunque palidece si la comparamos con alguna de sus rivales.

La que no está entre las candidatas (al menos este año) a los Premios del cine europeo es 44 Inch Chest, debut del reputado realizador de spots Malcolm Menville. La película es una historia de desamor y violencia, que empieza con un punto irónico que se va deteriorando hasta acabar en una oscuridad inesperada. Cinta muy tetaral y con un gran reparto (Tom Wilkinson, Ian McShane), se deja ver aunque su devenir no termina de resultar enteramente satisfactorio.

Para presentarla ha venido a Sevilla el veterano John Hurt, otro de los miembros del elenco, y cuyo monólogo sobre Sansón y Dalila termina siendo a la postre de lo mejor del film. Educado y culto, el actor dijo en rueda de prensa que a Ridley Scott le daban miedo los actores cuando hizo Alien y que de cara a un intérprete el cine comercial y el independiente funcionan prácticamente de la misma manera. Lo que me extrañó es que no reconociera la enorme influencia de Reservoir Dogs en 44 Inch Chest. Eso sí, esta tiene menos gracia.

En Notas de Cine | Día 0 | Día 1 | Día 2

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...