Festival de Sevilla 2009. Día 5: Historia de tres ciudades

Lourdes, la película

Lourdes, Tobruk y Jaffa. Tres ciudades de tres contienentes distintos, y tres películas muy diferentes entre sí en la Sección Oficial del Festival de Sevilla. El concurso sigue sin flaquear en exceso, aunque tampoco hemos encontrado ninguna obra que lo deje visto para sentencia.

Comenecemos por Lourdes, en mi opinión la más interesante con diferencia de las tres películas presentadas. Solo con ese primer plano alargado en el tiempo, y absolutamente deudor del cine de Jacques Tati, la película nos sumerge con brillantez en un universo plasmado con seriedad pero en el que también cabe la ironía. Muy interesante que la realidad de una ciudad souvenir, contra la que se podrían haber cargado las tintas fácilmente, se haya descrito con tanto respeto.

La premisa argumental de Lourdes es más bien escasa, ya que estamos ante una narración que se decanta por lo descriptivo. Un viaje organizado llega a la ciudad de la famosa aparición mariana y del agua que trae suerte (yo me bebí una vez una botella entera y no creáis que nado en la abundancia). De la excursión forma parte Christine, una joven que lleva toda su vida en silla de ruedas. Como os podéis imaginar, algo le pasará.

De Lourdes podemos recatar momentos memorables, como el chiste que cuenta uno de los supervisores del viaje. También hay dos señoras que se hacen preguntas con bastante sentido, y con las que el espectador empatiza fácilmente. En general, todo el tercio final de la película es tremendamente sugerente. Una nueva favorita para el Giraldillo de Oro, de la mano de la directora Jessica Hausner.

También de una mujer, concretamente de Keren Yedaya, es Jaffa, una historia de amor situada en la hermosa ciudad costera, y que tiene de trasfondo el conflicto entre Israel y Palestina. La protagonista es la joven judía Meli y su familia, que regentan un taller y disfrutan de cierta prosperidad. Uno de los empleados del negocio es el joven musulmán Toufik, con el que Mali vive una profunda historia de amor desde la infancia (algo que se muestra en un poco conseguido flashback). Mientras preparan su boda en secretio, los acontecimientos se precipitarán.

De películas como Jaffa siempre es destacable el mero hecho de que hayan podido ser completadas en circunstancias tan adversas. Brilla el impresionante trabajo de la protagonista Dana Ivgy, y me agrada que esto vaya de la clase media y no se centre en los extremos de la sociedad, como suele suceder en el cine de aquellas latitudes. Eso sí, no me gustó la sesgadísima descripción de los personajes (Toufik es guapo, trabajador y buen hijo; el hermano de la chica es un cerrojo sin aceite) ni su historia tan cercana al culebrón ni el constante uso de zooms por parte de la realizadora, de la que a grandes rasgos podemos decir que no le ha salido una obra especialmente inspirada.

Tobruk es una producción checa muy alejada del tono arty de Lourdes y del social de Jaffa. Rodada con mucho presupuesto y ambición, la cinta nos sumerge en una batalla que tuvo lugar en el Norte de África en 1941, durante la II Guerra Mundial. Allí, el grupo de jóvenes soldados checoslovacos a los que está dedicada la película, sufrirán la tortura de un lugar en el que solo hay arena y que el enemigo acecha constantemente.

Torbuk no se aleja para nada del género bélico que estamos acostumbrados a ver. El producto tiene una factura intachable y se ve que se ha puesto mucho empeño en él, por lo que aún sorprende más lo descuidado que está el guión. En casi ningún momento nos identificamos con los protagonistas, no se explica el devenir ni el significado de la batalla, y además hay un momento en el que se da una vuelta a la historia para posteriormente volver atrás, que personalmente no entendí. Otra vez será.

En Notas de Cine| Día 0 | Día 1 | Dia 2 | Día 3 | Día 4

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...