Goya 2012: Las nominadas a Mejor Película

José Coronado como Santos Trinidad

La favorita: No habrá paz para los malvados (Enrique Urbizu). Si se cumplen los pronósticos, la película se resarcirá del palmarés de San Sebastián y será la gran triunfadora de la noche de los Goya. No sería una mala elección, ya que estamos ante un thriller incómodo, de creciente oscuridad, con un personaje protagonista capaz de convertirse en icono y con uno de los desenlaces más inquietantes que se han visto últimamente en una pantalla de cine. Sin duda, uno de los mejores films españoles de 2011.

La alternativa: La voz dormida (Benito Zambrano). Ya triunfó una película sobre los años posteriores a la Guerra Civil en la anterior edición, por lo que parece que en principio no tiene muchas posibilidades. Pero los muchos académicos que se quedaron con las ganas de darle este Goya a ‘Solas’ (que competía contra nada menos que ‘Todo sobre mi madre’) podrían inclinar la balanza a favor de Zambrano y su película furiosa, libre de sutilezas y que ha sido tachada, con cierta inocencia, de maniquea. No la descarten.

La voz dormida, de Benito Zambrano

La piel que habito, de Almodóvar

La piel que habito (Pedro Almodóvar). Es la más nominada de la noche, pero da la sensación de que no se va a ir con demasiados cabezones a casa. No sería la primera vez que le pasa esto al director manchego, que ya se llevó unos cuantos reveses con ‘¡Átame!’ o ‘Hable con ella’ (aunque ha vencido en otras tres ocasiones). En cualquier caso, esta obra arriesgada, en la que Almodóvar da un paso al frente mirando de reojo al pasado, es su mejor película en diez años y el film español más apasionante de 2011, por lo que debería ganar este Goya.

Blackthorn, de Mateo Gil

La última de la fila: Blackthorn. Sin destino (Mateo Gil). Pasó bastante desapercibida en el momento de su estreno, por lo que las 11 nominaciones que ha recibido, incluyendo la más importante, han conseguido revivirla y que los espectadores la tengan presente. Ese ya es suficiente premio, aunque no debemos olvidar que los Goya ya se acordaron en otras ocasiones de films que casi nadie había visto (‘El bola’, ‘La soledad’) con el fin de mejorar sus maltrechos resultados de taquilla. Por lo demás, se trata de un valiente regreso a la mitología del western, aseado pero demasiado académico.

Los Premios Goya se entregarán el próximo 19 de febrero.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...