‘Guerra Mundial Z’, un filme con mucha acción y poca sangre a mayor gloria de Brad Pitt

La película de Marc Forster es el típico blockbuster veraniego que busca el entretenimiento a través de la espectacularidad.

Fotograma de Guerra Mundial Z

Una de zombis para toda la familia. Así se podría definir ‘Guerra Mundial Z’, la película de Marc Forster que adapta muy libremente en el libro homónimo de Max Brooks. Todo en este blockbuster está estudiado para barrer en la taquilla y mantener a su protagonista y productor, un maduro Brad Pitt, en el Olimpo de Hollywood.

La cinta es un vehículo estelar para el actor, único personaje bien definido de este terror bajo en casquería. El actor aparece en casi todas las secuencias y se convierte casi en el único verdadero héroe de la película como ese investigador de las Naciones Unidas que investiga la enfermedad que ha convertido en zombis a gran parte de la población mundial. Resulta, no obstante, curioso que el intérprete estadounidense parezca orgulloso de su edad y no ponga reparo a mostrar en primer plano esas arrugas que empiezan a surcar su atractivo rostro.

Por otra parte, no es casual que el protagonista sea un hombre de familia que se ve forzado a participar en las investigaciones de la ONU para mantener a salvo a su mujer e hijas. De esta manera, el público objetivo de la película, los papás y su progenie, se pueden sentir más identificado con los protagonistas. Si a ello añadimos que las dosis de sangre y vísceras se encuentran muy medidas, tendremos el perfecto producto para todos los públicos que barre en taquilla.

El largometraje, a la vez, encuentra el perfecto equilibrio entre las secuencias más dramáticas, escasas y de corta duración, y las de pura acción, mucho más extensas. El director Marc Forster no se arriesga demasiado al rodarlas y se suma a la moda de filmar las luchas y batallas con una cámara en constante movimiento y unos planos de  corta duración. De nuevo, por desgracia, se vuelve a confundir acción con barullo.

No obstante, quizá lo más curioso de la cinta sea un clímax donde se ha preferido optar por el suspense. En este sentido, Forster saca muy buen provecho del espacio cerrado para crear verdadera tensión.

En definitiva, ‘Guerra Mundial Z’ es un blockbuster pensado y dirigido para ser digerido sin esfuerzo y crear una nueva franquicia. Cumple con su propósito de entretener, pero no apasiona.

Por cierto, los fans de la novela en la que se inspira la película encontraran muy escaso rastro del libro de Max Brooks. Los responsables del largometraje han cogido poco más que la idea general de una plaga zombi mundial sin respetar el tono casi periodístico del original literario.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...