Hairspray: toma laca y baila

Cuando se nos pone delante un musical (a los que nos ocupamos de poner verdes a la mayoría de películas y ensalzar las pocas buenas), nos ponemos a temblar, el corazón nos palpita y puede que hasta vengan convulsiones. ¿Cómo juzgar con objetividad un musical? ¿Cómo? ¿Cómo? Porque Hairspray es un musical sin sorpresa alguna. No hay nada nuevo, excepto el hecho de que sus resultados son, por lo general, satisfactorios.

Ante esta ardua tarea, expondré lo primero que salta a la vista y que pone al espectador con los brazos cruzados en primera instancia: Hairspray recuerda tremendamente a Grease, ese sobrevalorado musical de Randal Kleiser al servicio de John Travolta y Olivia Newton-John. Y no sólo en el título (Grease = brillantina; Hairspray = laca). Las melodías de las canciones que conforman la película son, en algunos casos, calcadas. Véase, por ejemplo, el caso de la presentación del programa de televisión en Hairspray y compárese con la presentación del coche descapotable en Grease. El parecido es intolerable, y sin embargo, la película insiste una y otra vez, a veces sin conseguirlo, en añadir nuevos matices y perspectivas a una historia mil veces vista. Travolta, que en Grease era el protagonista, un Casanova chulo barato, aquí está convertido en mujer con kilos y kilos de látex en su rostro.

Vayamos a la historia: En 1962, Tracy (Nikki Blonsky) es una joven que lo que más le gusta en el mundo es cantar y bailar. Mientras está en el instituto, sólo piensa en volver a casa y ver el programa de Corny Collins, el espacio televisivo más famoso de Baltimore. Al enterarse de que hay una audición, Tracy hará lo posible por entrar en el plantel del programa, a pesar de que su físico sea un claro impedimento para ello.

Bueno, pues aclaremos lo más importante de todo. Tracy consigue su objetivo en los primeros 30 minutos, y sin embargo la película dura una hora y cuarenta minutos. ¿Cómo es esto? Mediante canciones, una detrás de otra, y redundando en un argumento tan manido que sólo las buenas actuaciones salvan mínimamente la propuesta.

Lo mejor es que el despliegue musical y las excelentes coreografías, sencillas pero asombrosamente logradas, consiguen que el espectador no termine pensando «Oh, no, otra vez van a cantar». Y al menos el argumento es simpático, aunque deplorablemente ingenuo e infantilizado. De todas formas, consigue una complicidad con el público (sobretodo gracias a los actores), que sólo por eso deja de rodillas a pastiches como Moulin Rouge o Chicago.


La dirección de Adam Shankman es correcta, y eso que este hombre sólo había hecho truños al servicio de gente como Steve Martin.

El rollo interracial, a todas luces desmedido, que se incluye en la trama es un invento caprichoso para intentar aportar riqueza a una historia en la que todo el tiempo tenemos la sensación de «esto ya lo hemos visto antes», con reminiscencias a la mencionada Grease, e incluso a Jesucristo Superstar o West Side Story. Por suerte, Chistopher Walken y Michelle Pfeiffer están espectaculares. Verlos cantar y bailar es todo un disfrute, sobretodo (para el género masculino) la segunda, radiante a sus 50 años. Y en segundo plano la ya experta Queen Latifah, ponen todo de su parte para que la película tenga grados de decencia aceptables en algunos aspectos. La opción de travestir a John Travolta es acertada en varias ocasiones y muy desacertada el resto, en el sentido de que Walken y Travolta conforman una de las parejas más bizarras de la historia del cine, con una química harto inexistente. Y la debutante Nikki Blonsky, pues bueno, se la ve ilusionada, pero tampoco es nada del otro mundo. Amanda Bynes cumple sin más como mejor amiga de la protagonista.

En definitiva, Hairspray es todo un espectáculo, cómo no entretenidísimo, vitalista y que consigue que el tiempo se pase volando, pero no deja de ser uno de esos musicales destinados inmediatamente al público juvenil (el caso más flagrante es High School Musical). Disfrazado de algo más, eso sí, pero hay algunos que no picamos el anzuelo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...