‘Hércules’, un simpático placer culpable

Brett Ratner dirige una ágil y nada trascendente cinta de aventuras con coartada mitológica.

Fotograma de Hércules

Brett Ratner no pasará a la posteridad como un director de cine de acción especialmente brillante. Recordemos que en su currículum se encuentra la insufrible saga ‘Hora Punta’; ‘El dragón rojo’, la peor adaptación del personaje de Hannibal Lecter a la gran pantalla, y ‘X-Men: la decisión final’, la más floja de las aventuras de los personajes de Marvel en el cine.

‘Hércules’, un verdadero fracaso de crítica y público en Estados Unidos, no elevará precisamente el prestigio crítico de su realizador, aunque sea un placer culpable verdaderamente divertido. Basada en ‘Hércules: The Tracian Wars’, la novela gráfica de Steve Moore y Admira Wijaya, la cinta sigue los pasos del semidiós después de sus famosos trabajos y tras la muerte de su familia. Atormentado por el fallecimiento de su mujer e hijos, el héroe se convierte en el líder de un grupo de mercenarios. Uno de sus cometidos será formar a las tropas del rey de Tracia.

Lejos de la falsa transcendencia de ‘300’ o ‘Inmortals’, Ratner nos ofrece una película de aventuras fluida y simpática que no pasará a la Historia por su rigurosidad, pero que funciona como estupendo entretenimiento. Dwayne Johnson, como el héroe protagonista, resulta idóneo para las escenas de acción y los momentos más cómicos, aunque demuestre sus limitaciones como actor en los pasajes más dramáticos.

Respecto al resto del reparto, Ian McShane dota de humor su personaje del vidente Amphiaraus e Ingrid Bolso Berdal, casi una doble de Nicole Kidman, convence como la aguerrida guerrera que forma parte del grupo de Hércules. No se puede decir lo mismo de John Hurt y Joseph Fiennes, patéticos como los malvados de la función.

Con abundantes dosis de humor y un ritmo ágil, ‘Hércules’ se convierte en un equivalente del viejo péplum italiano en la era digital. Eso sí, los efectos CGI, como ocurre en muchos blockbusters, cantan soleares. No obstante, a pesar de sus defectos, el largometraje  supera como simple divertimento a ‘Hércules. El origen de la leyenda’, soporífera versión del personaje protagonizada por Kellan Lutz y dirigida por Renny Harlin.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...