La carrera por los Oscar (I): Diciembre

Gala de los Oscar

Se acerca la entega de los Oscar. La carrera por los premios ya está completemente lanzada. Echando un vistazo a las múltiples webs especializadas en predecir los galardones (como Awards Daily o The Film Experience) ya nos podemos hacer una idea de cuales pueden ser las favoritas. Ya conocemos la elección de la NBR (National Board of Review) y pronto llegarán las nominaciones a los Globos de Oro. Analizamos como está ahora mismo el estado de la carrera, que este año parece muy abierta e interesante.

El galardón principal de Mejor película carece de momento de una favorita clara. De El curioso caso de Benjamin Button, de David Fincher, podría decirse que es la gran superpotencia. Pero aún no se ha estrenado en salas, y habrá por tanto que esperar a su acogida popular (aunque sí parece que su director es un claro favorito en su categoría). Su gran rival podría ser Slumdog Millionaire, de Danny Boyle, considerada la Juno de este año y ganadora de los primeros galardones, el de la NBR y el de los críticos de Washington DC. Mi nombre es Harvey Milk (de Gus van Sant) y El desafío: Frost contra Nixon (de Ron Howard, incomprensible gandor por Una mente maravillosa) parecen opciones muy firmes para obtener la nominación pero habrá que ver si tienen la suficiente fuerza para llevarse el premio principal. También se está intentando potenciar El caballero oscuro, un éxito de proporciones históricas en Estados Unidos, pero su género puede ser un duro hándicap.

Hasta el momento suponen una incógnita pero podrían tener serias aspiraciones Revolutionary Road (del ganador por American Beauty Sam mendes, y reuniendo de nuevo en pantalla a la pareja protagonista de Titanic) y Gran Torino (ya metió su director Clint Eastwood a Million Dollar Baby en la carrera en su recta final y acabó triunfando). Que se cuele en la terna de nominadas alguna película que no esté entre las mencionadas parece francamente difícil.

En las categorías de interpretación, una actriz española podría sumarse al premio logrado en la pasada edición por Javier Bardem. Me refiero, claro está, a Penélope Cruz y a su papel de María Elena en Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen. La actriz es actualmente la principal y única favorita al premio, y ya ha sido galardonada por la NBR (además, intérpretes femeninas secundarias ya obtuvieron el premio por otras películas de Allen como Hannah y sus hermanas, Balas sobre Broadway o Poderosa Afrodita). El de Mejor actor secundario parece que en principio será un galardón póstumo para Heath Ledger, por su interpretación de el Joker. Aunque Josh Brolin ha sorprendido ganando para la NBR por Mi nombre es Harvey Milk. Para el premio a la Mejor actriz puede haber una lucha de poder a poder entre Kate Winslet (Revolutionary Road) y Meryl Streep (La duda). Todo el mundo quiere que la primera sea por fin premiada pero aseguran que la Streep está espectacular en su papel.

Y ojo con las opciones que puedan tener Anne Hathaway (La boda de Rachel) y Cate Blanchett (sobre todo si Benjamin Button se consolida como la apuesta más firme a triunfadora de la gala). La categoría de Mejor actor será este año especialmente espectacular y reñida. De las interpretaciones de Mickey Rourke (The Wrestler), Sean Penn (Mi nombre es Harvey Milk), Frank Langella (Frost contra Nixon: el desafío), Brad Pitt (Benjamin Button) y Leonardo Di Caprio (Revolutionary Road) solo se oyen maravillas. La sorpresa la podría dar Clint Eastwood, el mejor del año para la NBR por Gran Torino, con un prestigio inmenso y nunca premiado como intérprete.

De las grandes películas de la carrera, a las categorías secundarias parece que en principio solo puede aspirar El curioso caso de Benjamin Button, de gran valor técnico además de artístico. La cinta de David Fincher podría amasar un buen puñado de estatuillas. En la categoría de Mejor película de habla no inglesa un año más no habrá representación española, ya que son nulas las opciones de Los girasoles ciegos. Gomorra, película italiana ganadora de los Premios del cine europeo, podría llevarse el gato al agua. Y la que para muchos (entre los que me incluyo) es una de las mejores obras del año, Wall-E, se tendrá que conformar con nominaciones menores. E incluso podría perder el premio a la Mejor película de animación ante la prestigiosa Waltz whit Bashir. Seguiremos informando de las noticias puntuales que se vayan produciendo y en enero volveremos sobre el estado de la carrera.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...