La meretriz del Hollywood clásico se llama Scotty Bowers

La historia negra de Hollywood, aquella que las rutilantes estrellas se afanan por ocultar, se encuentra teñida de drogas, alcohol, barbitúricos y, como no, mucho sexo. Así lo demostró en su día el cineasta experimental Kenneth Anger, el encargado de componer un decálogo de las perversiones de las estrellas del cine de los años 20, 30, 40 y 50. Hablamos de ‘Hollywood Babilonia’ (después hubo un ‘Hollywood Babilonia II’). Poco importa si los chismes y demás escabrosos episodios eran totalmente verídicos o no: Anger había destapado la caja de Pandora y los pecados de la meca del cine quedaban al descubierto. Desde entonces, distintas publicaciones han querido arrojar luz sobre los secretos mejor guardados de las estrellas. Pues bien, es el turno de un hombre llamado Scotty Bower, que vivió de primera mano fogosos pasajes de alcoba acompañado de los actores y actrices más cotizados de la época.

katharine hepburn

La actriz Katharine Hepburn, una de las protagonistas del libro.

Lo descubrió un periodista de la revista ‘Vanity Fair’ llamado Matt Tyrnauer, y desde entonces la expectación ante su posible testimonio no se ha hecho esperar. Tyrnauer había oído hablar de un tal Scotty, todo un semental en el mundillo, cuando preparaba su documental sobre Rodolfo Valentino: ‘Valentino: The Last Emperor’. Este misterioso hombre, un antiguo marine retirado, era conocido como el gigoló del Hollywood clásico y compartió lecho con muchas de las estrellas de antaño. Y hablamos tanto de ellas como de ellos, pues el susodicho gustaba de codearse con todo el mundo. De hecho, era conocida su atracción bisexual por actores, actrices, directores y demás fauna autóctona que correteaba por las colinas de Sunset Boulevard. Pues bien, ahora Scotty, que cuenta con 88 años en su haber, va a desvelar sus secretos de juventud. Y, de paso, el de decenas de celebridades.

El próximo 14 de febrero las librerías estadounidenses contarán con un nuevo libro en el que las mentes más calenturientas, a la par que cinéfilas, podrán regodearse de lo lindo. Hablamos de ‘Full Service: My Adventures in Hollywood and the Secret Sex Lives of the Stars’ (‘Servicio completo: Mis aventuras en Hollywood y los secretos de la vida sexual de las estrellas’). Coescrito junto a Lionel Friedberg, Scotty narra sus peripecias en Hollywood. Pero ¿cómo llegó un chaval de 23 años a este mundo? Sencillamente, Scotty trabajaba en una gasolinera cercana a los estudios de la Paramount, y eran muchas las estrellas que se paraban a repostar. El primero que encontró las segundas intenciones a esta palabra fue Walter Pidgeon, actor que le pagó la suma de 20 dólares por poder pernoctar con él. Después de Pidgeon fueron muchos más: Cary Grant, Spencer Tracy, Edith Piaf, Vivien Leigh o Rock Hudson gozaron de los servicios sexuales de este joven que, por lo visto, se puso de moda entre el star-system.

Uno de los chismes más jugosos es el episodio que compartió junto a la gran Katharine Hepburn. No sabemos si el anciano Scotty Bower tiene accesos de senilidad o sencillamente antes pasaban cosas excepcionales, pues éste cuenta que una vez hizo las veces de meretriz con la Hepburn para concertarle una cita con 150 mujeres. Ahí es nada. Además de los ya mencionados, en el libro aparecen otros ‘amantes’ como el rey abdicado de Inglaterra Eduardo VIII, el escritor y dramaturgo Tennessee Williams, el actor y director Charles Laughton, la actriz Rita Hayworth, Errol Flyn, Noël Coward, Mae West, James Dean… y hasta el mismísimo jefe del FBI J. Edgar Hoover, cuya homosexualidad acaba de ser confirmada en el reciente film de Clint Eastwood, ‘J. Edgar’.

Más información / Grove Atlantic

Foto / Classic Films Stars

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...