Las 20 mejores películas estrenadas en 2014

Mi selección de los mejores títulos estrenados en salas comerciales españolas durante el pasado año, con especial protagonismo para títulos con un gran sentido humanista.

La mejor película estrenada en 2014

2014 ha sido un año de grandes películas, más o menos como todos los que han transcurrido desde que el cinematógrafo se presentara en aquel café de París hace ya bastante más de un siglo. Puede que peque de optimista, pero una vez más me ha sido fácil llegar a seleccionar 20 películas de entre todas las estrenadas en salas españolas a lo largo de estos últimos 12 meses. Se podría hacer otro listado con las mejores series de televisión, los cortometrajes o con aquellas cintas que no han encontrado el beneplácito de las distribuidoras y permanecen inéditas, pero que en muchos casos merecen la pena tanto o más que los títulos más conocidos por todos. Así de apasionante e inabarcable es el panorama audiovisual actual.

No solo me han gustado las 20 películas seleccionadas de entre todas las estrenadas en 2014. Hay grandes momentos de cine que se quedan fuera del listado, como los arrolladores primeros minutos de La LEGO Película, de sorprendente mordacidad; el final en la oscuridad de El desconocido del lago; el emotivo flashforward de Mommy, de Xavier Dolan; la secuencia del terremoto de Kanto en la despedida de Miyazaki El viento se levanta, o la actuación de Yasmine Hamdan en Solo los amantes sobreviven, de Jim Jarmusch.

Esta lista la recordaré siempre por ser la última que publique en Notas de Cine, donde vengo repasando lo mejor del cine desde el 2008. Espero que el año que viene volvamos a encontrarnos en otra parte.

20. Jimmy P (Arnaud Desplechin)

19. Winter Sleep. Sueño de invierno (Nuri Bilge Ceylan)

18. Oh Boy (Jan Ole Gerster)

17. Ida (Pawel Pawlikowski)

16. El lobo de Wall Street (Martin Scorsese)

15. Snowpiercer (Bong Joon-ho)

14. Frances Ha (Noah Baumbach)

13. Her (Spike Jonze)

12. A propósito de Llewyn Davis (Joel & Ethan Coen)

11. Carmina y amén (Paco León)

10. 20.000 días en la Tierra (Iain Forsyth y Jane Pollard)

Nick Cave

Que el documental es cada vez más libre lo demuestran películas como esta, cuya puesta en escena se aleja de cualquier atisbo de naturalismo para abrazar la perfección. Oscura y visceral como Nick Cave, su objeto y fuente de inspiración, la cinta es un inspirado acercamiento a sus recuerdos y obsesiones y a las leyes que rigen su existencia. Como un día en la oficina del genio, del film se ha dicho que es demasiado narcisista y con poco contenido musical. La emocionante interpretación final de ‘Jubilee Street’ hace difícil cualquier objeción.

9. Amour Fou (Jessica Hausner)

Jessica Hausner

La directora de ‘Lourdes’ nos regala una visión nada complaciente del suicidio del poeta romántico Heinrich von Kleist, despojando al acto de cualquier cosa parecida al amor y convirtiendo al personaje en un ser egoísta e incapaz para el progreso. La maestría de Hausner a la hora de dotar a su cine de una delicada pero hiriente ironía solo es comparable a su precisión en la composición de bellísimos planos fijos, en los que resulta delicioso perderse.

8. La isla mínima (Alberto Rodríguez)

Raúl Arévalo

Por fin el mundo se rindió al cineasta andaluz de más talento de los últimos tiempos. Lo había merecido con ‘Grupo 7’ y ‘7 vírgenes’, y si me apuráis también con ‘After’ y ‘El traje’. Pero ha sido con este thriller de alucinante contexto y perfecta ejecución, que se va a un pasado no tan lejano para hablarnos de un presente en llamas con el que lo ha conseguido. Cualquier comparación con ‘True detective’ es injusta y superficial.

7. Magical Girl (Carlos Vermut)

José Sacristán

Puede que no sea la película más redonda del año, pero su recuerdo es tan poderoso que hasta inquieta. Será por lo que deja sin contar, por las insólitas referencias temáticas que maneja y combina Vermut, por el uso simbólico de los objetos (¡la Constitución!), por la interpretación de José Sacristán… Por lo que sea, la fascinación en 2014 tiene nombre de anime. Si la dejasteis pasar o se os escapó, tenéis deberes.

6. La sal de la Tierra (Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado)

Documental de Wim Wenders

Un sencillo dispositivo ideado por Wenders, que pone al fotógrafo brasileño Sebastião Salgado frente a sus obras, nos permite conocer su vida y recordar algunas de las grandes tragedias de las últimas décadas. Lo hermoso es que el film no se queda en lo fácil, que sería, mediante esas instantáneas hermosas y brutales, cuestionar a la humanidad hasta el extremo de plantear su extinción como un hecho justo. En última instancia, Salgado y Wenders nos ofrecen la esperanza del renacimiento, dejando las conciencias agitadas y la pelota en nuestro tejado.

5. Perdida (David Fincher)

La asombrosa Amy

Creo que gracias a esta película he podido darle al fin un sentido a la trayectoria del director de ‘El club de la lucha’. Este es el de que se reta a sí mismo, a su capacidad como narrador cinematográfico. Y hasta ahora no le conozco una derrota. No cabe duda de que en los giros imposibles de la novela de Gillian Flynn había una posibilidad de superación para el asombroso Fincher, cuyo cine funciona con la misma inspiración implacable que la cabeza de Amy Elliot, protagonista de los planos que abren y cierran el film.

4. Dos días, una noche (Jean-Pierre & Luc Dardenne)

Marion Cotillard

«Desde el respeto a su obra y al espectador, los Dardenne van tejiendo, de un modo sutil, nada panfletario, un magistral relato de dignidad proletaria. Su filmografía, siempre basada en obras a escala humana, registra otra pequeña hazaña cuya enseñanza no podemos obviar: el único triunfo posible de los perdedores es la lucha por lo que es justo, con independencia del resultado del conflicto. Es en su desenlace cuando la película desmonta su deprimente punto de partida. Tenemos una oportunidad, y pasa por cada uno de los y las Sandras de este continente enrarecido.»

3. La imagen perdida (Rithy Panh)

L'image manquante

Que alguien me corrija si no es cierto, pero creo que no ha existido en la Historia un genocidio comparable al del régimen de los Jemeres Rojos en Camboya. Su forma de ejercer el poder fue tan bestial que no solamente acabó con la vida de la mitad de la población del país, también dejó al mundo sin imágenes de lo que allí sucedió. Panh, que sufrió aquella barbarie, recurre a figuras de plastilina y dioramas para detener el momento, lo que siempre ha hecho el cine. El resultado, más que original, es estremecedor.

2. Nebraska (Alexander Payne)

Alexander Payne - Nebraska

Entre la Sandra de ‘Dos días, una noche’ y el Woody Grant de ‘Nebraska’ hay un océano de distancia en lo físico y en la forma de entender el cine. Sin embargo, estas dos historias nos han enseñado este año el camino de la dignidad, han servido de caricia reconfortante pero no adormecedora a los perdedores del mundo. Después de ‘Los descendientes’, Payne sigue confirmando que es el gran humanista del cine norteamericano contemporáneo.

1. Boyhood. Momentos de una vida (Richard Linklater)

Momentos de una vida

Lo más impresionante de esta obra a la vez pequeña y ambiciosa no es su inusual y archiconocido dispositivo de guión, rodaje y edición. Tampoco que sea lo más parecido a revivir la complejidad de los sinsabores de la infancia y la adolescencia en 160 minutos. Lo que conmueve y perdura es la sensibilidad del autor para, a través de la escritura, construir esos momentos y llevarnos hasta ellos, hacernos partícipes. No debió ser fácil para Linklater comprimir la complejidad de todas las historias de amor en la trilogía de ‘Antes del…’, pero con esta nueva forma de realismo cuya naturaleza es tan puramente cinematográfica se ha superado.

Ahora toca seguir disfrutando de los placeres del cine en 2016. No se me ocurre un consejo mejor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...