Las 20 mejores películas estrenadas en 2012

Un repaso a los grandes títulos que pasaron por los cines españoles durante este año que está a punto de terminar.

L'Apollonide

Finalmente, salvo sorpresa de última hora, 2012 no será el año del fin del mundo o la nueva era. Tampoco ha terminado la crisis y a ese respecto, por desgracia, seguro que no habrá cambios a mejor en los tres días que nos quedan. Pero como aficionado al cine, y en concreto a acudir a las salas (cierto es que se están imponiendo nuevas formas de ver películas, pero a mi entender ninguna iguala la capacidad emotiva de la tradicional), hago balance de los estrenos del año y puedo respirar tranquilo. Si a continuación os ofrezco un listado con 20 películas en lugar del más tradicional top-10, es porque hay suficientes films con la categoría necesaria para poblarlo. Es más, algunos títulos de entre los aproximadamente 110 que he podido ver este año tenían también un gran nivel y los he tenido que dejar fuera. Espero que les guste, y que el 2013 sea igual de prolífico en lo que a grandes películas se refiere.

20. El mundo es nuestro (Alfonso Sánchez)
19. Ruby Sparks (Jonathan Dayton, Valerie Faris)
18. Take Shelter (Jeff Nichols)
17. Declaración de guerra (La guerre est déclarée, Valérie Donzelli)
16. Faust (Alexander Sokurov)
15. Martes, después de Navidad (Marti, Dupa Cracium, Radu Muntean)
14. Cosmopolis (David Cronenberg)
13. Blancanieves (Pablo Berger)
12. Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (The girl with the dragon tatoo, David Fincher)
11. The deep blue sea (Terence Davies)

10. Looper (Rian Johnson)

Joseph Gordon Levitt en 'Looper'

No puedo ocultar mi inagotable capacidad para el goce con cualquier película, serie de televisión o cuento en el que los viajes a través del tiempo jueguen algún tipo de papel. Pero el film de Rian Johnson es mucho más que un juguete entretenido: su capacidad para la sorpresa y para moverse entre códigos genéricos muy distantes (de la ciencia ficción al western, pasando por el drama familiar), nos confirma que estamos ante uno de los cineastas norteamericanos actuales con más talento. Su condición de cult movie es realmente merecida.

9. Moonrise Kingdom (Wes Anderson)

Boy scout in love

He aquí el rato de cine más placentero y arrebatador de 2012. Es casi milagrosa la forma en que Wes Anderson, cineasta rígido en sus planteamientos de puesta en escena (de una originalidad desarmante, dicho sea de paso), al que se puede tachar incluso de cerebral, nos llega a emocionar con esta historia de amor preadolescente entre un boy scout gafotas y una chica a la que conoce disfrazada de pájaro y que ciertamente tiene ganas de volar. Ante la imposibilidad de rememorar aquí todos los momentos memorables que hay en ella, simplemente diré que ahora veo los campamentos juveniles con otros ojos.

8. Grupo 7 (Alberto Rodríguez)

Mario Casas y Antonio de la Torre en 'Grupo 7'

En el gran año del cine made in Sevilla (a ‘El mundo es nuestro’ y ‘Carmina o revienta’ sumemos la inédita en salas ‘A puerta fría’), Rodríguez creó un retrato implacable de las contradicciones de la ciudad en sus años decisivos: los que precedieron a la EXPO 92. A una puesta en escena de thriller de lo más efectiva, hay que sumar entre sus muchas virtudes una dirección de actores que ya es marca de la casa. Y es que ha llegado el momento de no quedarse aquí y reivindicar al gran cineasta que había tras ‘7 vírgenes’ y ‘After’.

7. Los descendientes (The descendants, Alexander Payne)

George Clooney en 'The descendants'

No me canso de repetirlo: Alexander Payne no es el alumno más dotado de la clase y me temo que nunca llegaremos a ver una película grande y redonda que lleve su firma. Pero desde planteamientos pequeños es capaz de darle un repaso a sus colegas más ambiciosos. En esta ocasión, dos puntos marcan la trayectoria de una historia sobre la responsabilidad y la familia: George Clooney corriendo al principio, de una forma que evidencia la debilidad y las dudas del personaje; y ese plano final en el salón, que tal vez ya hemos visto infinidad de veces pero que nunca fue tan elocuente como aquí.

6. Un amour de jeunesse (Mia Hansen-Love)

Mia Hansen-Love - 'Un amour de jeunesse'

Pocas cosas hay tan explosivas como los sentimientos desbordados de un amor adolescente. La prometedora Hansen-Love ha sabido capturarlos en toda su magnitud en un film de lenguaje directo, de torrencial belleza, que nos trae a la mente entre canciones de Violeta Parra al añorado Truffaut, el autor al que todos querían. Para todos aquellos que quieran «volver a los 17», esta es una opción rápida, efectiva y, lo mejor de todo, sincera.

5. En la casa (Dans la maison, François Ozon)

Dans la maison

Junto a la más irregular y complaciente ‘Ruby Sparks’, forma la dupla de films de 2012 especialmente recomendados para creadores de historias. Además de una mirada afilada al desafío de la invención basada en la propia vida y a la obsesión que pueden generar esas ficciones, esta es una bofetada con la mano abierta a la clase media, ya sea en su vertiente «nuevos ricos» o en otra más intelectual. El siempre desconcertante Ozon ha filmado su obra más importante hasta la fecha.

4. La invención de Hugo (Hugo, Martin Scorsese)

Hugo Cabret

Pocos elogios a la magia del cine será tan sinceros como el dibujado por Scorsese en esta adaptación de un relato ilustrado, que rescata a Meliés como personaje y a muchos otros que nos hicieron soñar en pequeños detalles y elementos de puesta en escena. La analogía que se llega a producir entre la mirada fascinada del dickensiano protagonista, la de los espectadores de aquellos primitivos ejercicios de prestidigitación cinematográfica y la de los que disfrutan hoy del poderoso arsenal de un renovado Scorsese es tan aplastante como conmovedora.

3. The Turin Horse (A Torinói ló, Béla Tarr)

El caballo de Turín

Fue este un año plagado, como mandaban los mayas, de historias apocalípticas, pero ninguna como esta, que se anuncia además como la última que Tarr presentará al mundo. Con pocos aunque inquietantes elementos argumentales, el autor húngaro demuestra de nuevo su talento para sostener un mismo plano durante muchos minutos. Dura y desapacible como comerse una patata cocida ardiente con las manos a la luz de un candil mientras fuera solo se oye un viento que no cesa, también supone el regreso del cineasta a au mejor nivel, el de ‘Armonías de Werckmeister’.

2. Holy Motors (Leos Carax)

Monsieur Merde

Resulta ya difícil decir algo novedoso sobre este film, que se caracteriza precisamente por ser diferente. La película que ha generado más debate y emoción entre los cinéfilos este año ha sido esa en la que los coches hablan, la muerte no se somete a ninguna regla, las bestian amenazan a los anestesiados asistentes a una proyección, los simios viven en barrios residenciales y los músicos tocan en el descanso. Esa película. Creo que es imposible no distinguirla de las demás.

1. Casa de tolerancia (L’Apollonide (Souvenirs de la maison close), Bertrand Bonello)

Bertrand Bonello - 'Casa de tolerancia'

Aunque lo que más llame en un principio la atención de esta colección de estampas de un prostíbulo parisino de finales del XIX sea su fulgurante apariencia formal, en la que no escasean las influencias pictóricas, hay algo más importante en ella: ‘L’Apollonide’ nos permite ver lo que hemos perdido en un siglo infame. Por eso, además de disfrutar de sus imágenes, de su inagotable genialidad, hay que pensarla en otros términos para poder vislumbrar toda su grandeza y originalidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...