Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian (2007)

Las Crónicas de Narnia: El príncipe Caspian (2007). Dirigida por Andrew Adamson, esta película estña basada en la saga de aventuras sobre Narnia de C.S. Lewis y en el reparto cuenta con la participación de actores como Ben Barnes, William Moseley, Anna Popplewell, Skandar Keynes, Georgie Henley y Alicia Borrachero. Se estrena el 4 de Julio en España

Esta es una de las esperadas películas por todos aquellos fanáticos de las historias de fantasía.

Yo, que hasta hace un buen tiempo había optado por dejar de ver esta clase de cintas, me quedé muy asombrada y contenta después de ver Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian, ya que la primera no vi por mi decisión personal de no ver películas con mucha alucinación de por medio, así que fue algo totalmente nuevo para mí.

Pero bueno, algo que si recuerdo es que han pasado casi tres años desde que la primera película fuera lanzada en las salas de cine. En realidad recuerdo como si fuera ayer cuando por todos lados se anunciaba el estreno de Las Crónicas de Narnia: el león, la bruja y el armario. Y claro, título tan largo y tan extraño era casi imposible de olvidar. Y por aquel entonces cuando escuchaba eso, pensaba que esta sería una película muy similar a Jumanji, cabe resaltar que nunca me gustó Jumanji, pero bueno, esos eran mis prejuicios de ese tiempo.

Aunque claro, tampoco es que me haya equivocado tanto y que esté tan lejos de la realidad, pero debo decir que en cierto aspecto está película no me cayó tan mal y creo que tengo la explicación: los Centauros. Me pareció realmente impresionante, más allá de la trama, ver a los Centauros, porque recuerdo que de niña, me leían cuentos relacionados a ellos y siempre estuvieron dando vueltas en mi imaginación y en los libros en donde veía sus fotos. En ese tiempo no había Internet, ni videos que me pudieran dar una visión más concreta de lo que imaginaba, a excepción del Centauro del juego de video de súper Nintendo de Hércules, aunque aún así, en ese videojuego los Centauros eran malos y en 2D.

Y claro, nunca ahora de grande se me ocurrió buscar esa palabra en Internet. Lo bueno de Narnia es que me mostró los Centauros, y esta película puede ser que sea lo más cerca que estaré de uno de ellos gracias a la tecnología de estos días, pues me han parecido más creíbles que nunca.

Pero volviendo a esta entrega de Narnia, debo contar que hasta hace poco corrían ciertos rumores de que la saga de películas se detendría en la número tres y que Disney la remplazaría por otra saga de películas. Incluso se llegó a afirmar que aunque consiguieran un rotundo éxito de taquilla, esta película no continuaría produciéndose.

No obstante, bastaron unos días para que Disney desmienta tales rumores. Según la fuente extraoficial, en lugar de Narnia se comenzaría a rodar una saga de películas llamadas John Carter de Marte, otras películas de fantasía por la que Disney habría apostado. Todos esos rumores quedaron atrás y lo que se confirmó es que si se realizaría la saga de John Carter de Marte, pero que Narnia continuaría, ya que como bien deben saber los fanáticos, esta historia consta de 7 libros, los cuales seguramente veremos hasta cansarnos.

Pero bueno, retomando nuevamente a Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian, la estructura de eventos en la película realmente sigue el desarrollo del libro de C.S. Lewis, abriendo con una escena de persecución emocionante en donde el Príncipe Caspian (Ben Barnes) intenta escapar de si tío Miraz (Sergio Castellito). Miraz ha estado esperando el momento oportuno para robarle el trono a Caspian y ahora lo quiere muerto ya que ha nacido un hijo varón de Miraz y es el perfecto para que ocupe el trono y su descendencia, haciendo a Caspian a un lado en la monarquía por medio de la muerte, único medio para despojarlo.

Pero Miraz no logrará realizar su cometido, el tutor de Caspian le entrega un cuerno mágico, el cuerno de la Reina Susan, para que lo emplee en el momento en que necesite ayuda. Cuando Caspian sopla el cuerno, de repente los hermanos Pavensie son sacados de la estación de subterráneo de Londres (que dicho sea de paso, es la primera escena en el libro) y se trasladan a un mundo salvaje, rodeado de ruinas que parece ser Narnia, claro que millones de años después de que ellos se fueran de esas tierras. Sin embargo, Caspian piensa que está llamando a Reyes y Reinas, no niños británicos que probablemente, en el pensamiento de Caspian, nada puedan hacer para ayudarlo.

Luego, ya sumergidos en la trama, otro cambio se presenta en el número y la duración de las batallas, que cabe resaltar son impresionantes. En el libro, C.S. Lewis menciona pocas escaramuzas en un lado y otro, con muy poca descripción acerca de ellas, al punto que uno sólo se entera de los involucrados en la pelea. Pero, los cineastas decidieron que la acción sería lo que reine en esta película, e imagino que lo mismo pasó en Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario, probablemente esta sea una de las causas por la cual se vuelve a repetir esto, y es que las películas con peleas épicas venden muy bien, como Gladiador, Troya, Braveheart y todas de ese tipo.

Y como ya mencioné anteriormente los personajes Narnianos son muy impresionantes, al menos para mí y supongo que para muchos niños también, esta serie de personajes deben de fascinarlos gracias a la tecnología actual que puede retratar, incluso al León, que es un animal real en nuestros días. Se me pone la piel de gallina al ver cómo han podido hacer un retrato tan bueno de este animal.

En conclusión, este es un film para divertirse, asombrarse y entretenerse, por un largo tiempo (la película no es corta), así que a comprar un paquete grande de palomitas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...