Los descendientes: Camisa hawaiana de fuerza

Alexander Payne - Los descendientes

Lo que más llama la atención a primera vista de Matt King, el personaje principal de Los descendientes, es la forma tan ridícula que tiene de correr. A su manera de amar, al menos a la que muestra al principio del film, también le falta rotundidad. Por su mujer nunca se desvivió. No es que no le ofreciera emociones fuertes, es que ni hablaba con ella. A sus hijas, una adolescente problemática y con carácter y una pequeña de lo más peculiar, ni siquiera se ha molestado en conocerlas, en saber qué desayunan cada mañana.

Con su esposa desapareciendo en el hospital tras un accidente, Matt descubre que ella le era infiel y se enfrenta al momento más perturbador de su vida. Gracias a su tatarabuelo, al que se le ocurrió enamorarse de una princesa indígena, su vida ha transcurrido de forma placentera en lo económico. Pero ahora ha llegado la hora de decidir qué hacer con las últimas tierras vírgenes de Hawai, que le pertenecen, y también de arreglar un panorama emocional de lo más desolador.

Es admirable la manera en que Alexander Payne relaciona, en el tramo final, ese último acto de amor de Matt (con forma de venganza) con el origen de su familia y de sus tierras. En una historia sobre filiaciones fallidas, Matt coge al fin el toro por los cuernos y se brinda un acto de grandeza nada gratuito que es el que va a permitir al film cerrarse con un plano tan elocuente como hermoso. Y esto Payne tal vez no lo entienda desde la sutileza, pero sabe contarlo de forma que estremece.

Este realizador definitivamente no es el más original ni el más ambicioso de su quinta, aunque es virtuoso en el difícil manejo de una dinámica de mezcolanza de melodrama y comedia que consigue mantener en pie prodigiosamente. Y así, sin parecerlo, este relato sobre la liberación de un hombre con camisa hawaiana es de los más apasionante que nos ha entregado últimamente el cine estadounidense.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...