Momentos de calidad: Deep Blue Sea

Deep Blue Sea, Samuel Jackson

Confieso mi devoción por Deep Blue Sea, un divertimento de lo más efectivo de finales del verano de 1999, ahora en momentos de calidad. Contundente refrito de Aliens, Jungla de Cristal y (menos) la saga Tiburón, Renny Harlin supo entregarnos su última muestra de acción desenfrenada antes de caer en barrena. Preñada de unos efectos especiales destacables (salvo en las escenas de infografía) y unos diálogos de lo más tonto, a la par que inteligentes (porque sí, en este cine eso es posible), Deep Blue Sea atesoraba diversos momentos de acción arrebatadores, y tenía un reparto muy efectivo que englobaba a Saffron Burrows, Thomas Jane, Samuel L. Jackson o Stellan Skarsgard.

Uno de ellos era la desaparición del personaje de Samuel L. Jackson, en pleno discurso para azuzar el ingenio y la supervivencia del grupo (masticando de un bocado una de las escenas tópicas del género), aunque había más. Un servidor prefiere la muerte de uno de los escualos a manos de una Saffron Burrows en bikini, aplaudida por todos los hombres de la platea. O aquella de más de cuatro minutos que describía la delirante toma de control de los escualos de la base acuática, que comenzaba con el mordisco a Stellan Skarsgaard y estaba reforzada por una impresionante música de Trevor Rabin. Todo ello llevado con mano maestra, y desperjuiciada, de Renny Harlin, director de algunos de mis actioners favoritos (Máximo riesgo y la aquí presente).

Lo dicho, un film a reivindicar en su aspecto puramente lúdico. Las tres escenas, más abajo…

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...