Momentos de calidad: Gremlins

gizmo

Gremlins inició la moda de películas con bicho que asoló los cines en la década de los 80. A la mente de su director Joe Dante hay que reconocerle el trascender, con cierta mala leche, la mera operación comercial made-in-Spielberg y que el resultado final del film sea una desconsiderada fábula contra-navideña, tan tierna y entrañable como cachonda. Tanto en ésta como en su secuela, Dante aprovechó la ocasión para lo que siempre ha hecho, disparar a matar, aunque sea con dardos de juguete y a ritmo de slapstick, contra los recovecos más oscuros de la cultura corporativa (que en cine abanderó el propio Steven Spielberg).

Para el recuerdo nos queda Gizmo, esa rata mogwai cinéfila de absurdo e imposible aspecto, balbuceante y tan adorable como en el fondo temible al dar lugar a los monstruítos talibanes que dan título a la película. Gizmo caló hondo en la mente del niño interior del que esto escribe, y ahora con este mini post le voy a agradecer que activase mi sensibilidad hacia los bichejos, que todavía tengo. Aquí van, cortesía del tubo, algunos de sus mejores momentos. Para otro día, los de su némesis malvada y verdosa. Hoy toca el de peluche, pero recordad las tres reglas…

En Notas de Cine | Gremlins, posible remake según Joe Dante | Los Gremlins protagonizan un anuncio | Dedicado a Jerry Goldsmith

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...