MUCES 2011: El cascanueces 3D y Si no nosotros, ¿quién?

MUCES (Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia) es una oportunidad única para saborear alguno de los mejores platos cinematográficos cocinados en el nuevo continente durante la última temporada. La mayoría de las películas que se presentan en el certamen tienen el honor de  haber pasado con éxito por festivales del cine europeo o ser elegidas para representar a sus países en los Oscars.

A todo ello hay que sumar una selección de películas que no han conocido distribución comercial (Lo nunca visto), una sección dedicada al cine documental, otra dedicada a los filmes rodados en Segovia y una retrospectiva del mejor cine ruso. Todo ello completado con un interesante homenaje a Andréi Konchalovsky, guionista del gran Andréi Tarkovski y responsable de títulos tan estimables como ‘Siberiada’ o ‘El tren del infierno’. El realizador ruso ha aprovechado su estancia en la ciudad española para presentar El cascanueces 3-D, una nueva versión del cuento de Hoffman que popularizará Chaikovski.

El director nos regala una película visualmente muy bella que intenta ir más allá del mero relato infantil en tres dimensiones. La historia sigue siendo la misma: una niña que se alía con el cascanueces del título para acabar con el rey rata, que está acabando con los juguetes.

Konchalovski realiza una interesante analogía entre el poder casi absoluto del terrible roedor y el régimen de Hitler. También incluye referencias a ‘La interpretación de los sueños’, de Sidmund Freud, y al gran Albert Einstein, al que convierte en familiar de la pequeña protagonista.

El resultado es un bonito espectáculo para todos los públicos con un desatado John Turturro y un entrañable Nathan Lane.

Más adulta en su planteamiento resulta Si no nosotros, ¿quién?, una cinta que nos cuenta la historia real de Berward Vesper y su esposa. Hijo de un poeta que simpatizaba con las ideas nazis, el joven y su mujer se convertirán en militantes comunistas para luchar contra un sistema donde algunos altos cargos del III Reich han ocupado puestos de responsabilidad en el régimen democrático de la Alemania Federal.

Ambientada entre los años sesenta y principios de los setenta del siglo XX, la cinta de Andres Veivel refleja con veracidad el auge del comunismo en la Alemania del oeste y muestra los cambios en las conductas sexuales  que trajo consigo aquella época convulsa y fascinante. Lástima que la sosería de la puesta en escena y las innecesarias imágenes de archivo para contextualizar la acción conviertan el filme en una obra correcta aunque poco apasionante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...