IX Muestra Syfy. Día 2: Llega el Apocalipsis

muestra syfy

La IX Muestra Syfy de cine fantástico está dedicada en esta ocasión al apocalipsis que, según algunos, se producirá el 21 de diciembre de este año. Para celebrarlo, los responsables del certamen madrileño han dedicado gran parte de  la programación a largometrajes que abordan el fin del mundo tal y como conocemos.

No podía faltar en este repaso el nombre de Roland Emmerich, que se ha encargado de destrozar la Tierra en cintas como ‘2012’, ‘El día de mañana’ o ‘Independence Day’, entre otras. El cineasta ejerce como productor ejecutivo de Hell, un filme dirigido por Tim Fehlbaum.

La cinta sigue los pasos de un par de hermanas, el novio de una de ellas y un mecánico de coches que buscan un lugar donde encontrar agua en un mundo asolado por un sol abrasador. Sin embargo, su periplo se verá interrumpido por un grupo ultrarreligioso y caníbal que mata personas para sobrevivir.

Fehlbaum consigue que nos interesen las peripecias de las dos hermanas y demuestra cierta habilidad a la hora de recrear un paisaje desolador, aunque le falte un poco más de brío para que el filme logre ser algo más que un producto digno de ciencia-ficción. El premio a la mejor película en Fantasporto parece un tanto excesivo para un largometraje interesante, pero imperfecto y nada novedoso. No obstante, aquellos fans de la serie Mad Max y los seguidores de las cintas apocalípticas de los ochenta disfrutarán con la propuesta alemana.

El fin del mundo tal y como lo conocemos también es el tema sobre el que gira Stake Land, una propuesta curiosa del director Jim Mickle. Definida con una peculiar versión de La carretera con chupasangres, la película nos cuenta la historia de un cazavampiros y su ayudante, un chaval que perdió a sus padres, que recorren unos Estados Unidos devastados por los bebedores del líquido rojo. En su camino hacia New Eden, un lugar que promete un nuevo comienzo, la pareja se tendrá que enfrentar a bandas de caníbales que, a la vez que los vampiros, se han hecho con medio país. A lo largo de su peculiar periplo, la pareja contará con la compañía de una monja, una adolescente embarazada y un chico negro.

Con este argumento, Mickle consigue una película más que curiosa que saca un partido enorme a su pequeño presupuesto. Mickle dirige bien a sus actores y coreografía de manera más que aceptable las escenas de luchas, aunque el largometraje se resienta de un problema de tono. El cineasta bascula entre la cinta de vampiros de serie B con abundantes dosis de sangre y el intento de contarnos una película con personajes devastados por la tragedia.No sabemos muy bien si quiere hacer una cinta más o menos profunda o un pasatiempo de bajo presupuesto. Sin embargo, pese a esta indefinición, Stake Land se sigue con interés y nos muestra a un realizador de terror al que habrá que seguir la pista.

Hobo with the Shotgun supuso el paréntesis entre tanta celebración del Apocalipsis. Nacida de un falso tráiler incluido en el peculiar programa doble Grindhouse, la cinta de Jason Eisener es un desprejuiciado homenaje a las películas exploitation que inundaron los cines de  barrio en los setenta y los videoclubes en los ochenta.Violencia extrema, mucha sangre y lenguaje soez son los ingredientes de una cinta recomendable para ver  con los amigos en una tarde aburrida. El largometraje nos cuenta la historia de un vagabundo que decide acabar con el reino de terror de un tirano que ha convertido un pueblo en una lugar sin ley. Rutger Hauer, el actor de Blade Runner y Carretera hacia el infierno, consigue imprimir humor y mala leche a un peculiar homeless con instinto vengador, aunque el filme no consiga estar a su altura en casi ningún momento.

En Notas de Cine | IX Muestra SyFy, día 1 | Día 3 | Día 4

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...