‘Chernobyl Diaries’: nueva incursión de Oren Peli en la producción

Tras el enorme éxito que supuso para el israelí Oren Peli su primer film, ‘Paranormal Activity‘, este director y guionista ha conseguido hacerse un nombre entre los aficionados al cine de terror. No en vano, y aunque su carrera como director se ha limitado a la película ya mencionada y a ‘Eliza Graves’, con estreno previsto para este año, lo cierto es que sus tareas como guionista y productor han sido mucho más prolíficas. De hecho, ya hay quien afirma que se le da mucho mejor eso de llevar el proyecto desde la producción que posicionarse tras las cámaras. Hasta la fecha, Peli ha generado los guiones de pelis como Paranormal Activity 2, 3 y 4 y ‘Área 51’. En esta ocasión te hablamos de la última de las criaturas de este nuevo mesías del terror: ‘Chernobyl Diaries’.

chernobyl diaries

Cuando se hace de noche en Prípiat...

A tenor de lo que hemos visto en el trailer que te ofrecemos al final del artículo, podemos comprobar cómo el film sigue cierta estética de falso documental, además de la técnica del (falso) metraje encontrado o found footage y la cámara doméstica, que tan buenos resultados dio en films como ‘El proyecto de la Bruja de Blair’ o ‘Monstruoso‘, y que más tarde Oren Peli recuperaría en ‘Paranormal Activity’. En ‘Chernobyl Diaries’, sin embargo, la (presunta) búsqueda de la realidad bruta cede ante el divertimento puramente ficcional, haciendo lo que parecen ser gratas concesiones al cine de género (esas apariciones, ese ‘ataque’ dentro del coche).

‘Chernobyl Diaries’ no pasará a los anales de la historia del cine, pero esperemos que al menos suponga un notable entretenimiento para los amantes del cine de terror más intenso. El argumento del que se parte no podría resultar más atractivo, si bien deberemos esperar al estreno de la cinta para saber si hace honor a la película que todos esperamos. Así, el film cuenta la ya manida historia de un joven e inconsciente grupo de turistas (norteamericanos, como no podía ser de otra manera) que se encuentran de viaje por el este de Europa. A los ignorantes viajeros no se les ocurre otra cosa que organizar un viaje clandestino a la localidad ucraniana de Prípiat, muy cerca de la frontera con Bielorusia y uno de los lugares en los que el tiempo quedó congelado cuando se produjo la explosión de la central nuclear de Chernóbil (150 km al norte de Kiev).

El grupo de amigos, ávidos de nuevas sensaciones, se adentrará en este fascinante paraje, con altos niveles de radioactividad por otro lado. Sin embargo, la diversión les durará poco: la leyenda dice que la mayoría de los obreros de Chernóbil nunca volvieron a sus hogares… y algunos de ellos puede que aún sobrevivan en la oscuridad.

Fuente / Notasdecine

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...