Orgullo y prejuicio

Lizzy Bennet reside con sus padres y sus cuatro hermanas en la campiña inglesa de finales del siglo XVIII. Su madre, fiel a la costumbre de esa época, intenta por todos los medios buscar marido a sus hijas para así garantizarles un futuro. La familia Bennet, de clase media baja pasa, además, apuros económicos, lo cual hace aún más difícil la colocación de las hijas.

748031.jpgCuando el joven y rico Mr. Bingley se instala cerca de su casa, la vida de los Bennet se revoluciona. Esperan que, aparte de este apuesto soltero, lleguen más jóvenes ricos desde Londres a visitarlo, entre los que se puedan encontrar pretendientes para las cinco señoritas Bennet.
Con él llega, de momento, Mr. Darcy, pero resulta éste ser demasiado serio y soberbio para relacionarse con nadie que no esté a su nivel. Lizzy se fija inmediatamente en él, pero Mr. Darcy hiere sus sentimientos con un comentario desafortunado. Eso provoca en ella rechazo, pero a su vez despierta poderosamente su orgullo y su aguda inteligencia, arrástrandola a un juego dialéctico que llenará de pasión cada encuentro con él…

Esto no es sino el comienzo de una historia de amor donde el orgullo de cada uno, y los prejuicios clasistas propios de la época, llevan a los personajes por caminos pedregosos que parecen no encontrarse.


Adaptando la conocida obra de mismo título de Jane Austen, la guionista Deborah Moggach ha intentado conservar la frescura y tono irónico de los diálogos de la novela original.

Orgullo y prejuicioEsta idea era compartida por Joe Wright, joven director inglés para el que era su primer largometraje, que intentó recrear en imágenes la sociedad de aquellos años tan bien descrita por Jane Austen. Incluso sorprende que los personajes parecen no ir maquillados, aunque están muy bien caracterizados, y tanto los exteriores como los interiores de cada escena reflejan el nivel económico de los protagonistas. Por ejemplo, la ambientación de la casa de los Bennet refleja perfectamente las estrecheces que sufren, a pesar de sus intentos para que no se note.

Y es que esta película está rodada integramente en el Reino Unido, para darle así más verisimilitud. Concretamente, se eligieron como escenario mansiones de los siglos entre XVI y XVIII, como Chatsworth, por ejemplo, y paisajes naturales. Además, los actores no descansaban en caravanas, sino en habitaciones de las mansiones antes nombradas.

En cuanto a la banda sonora, hay que decir que «Orgullo y prejuicio» fue nominada al óscar por «mejor música original» en 2005. Obra de Dario Marianelli, el resultado es brillante y muy elegante.

Orgullo y prejuicioPro su parte, los actores están fantásticos. Keira Knightley en su papel de Lizzy Bennet, realiza un trabajo espléndido, y sorprende por la fuerza que desprende al intrepretar el personaje de una mujer muy joven, y aparentemente frágil, que está dispuesta a ir en contra del mundo por encontrar su lugar fuera de un matrimonio de conveniencia.

Matthew Macfadyen, imponente en su personificación de Mr. Darcy, ha sabido transmitir la impenetrabilidad que requería el personaje, su amargura y aislamiento emocional con respecto a los demás, y al mismo tiempo, una necesidad de enorme de afecto que asomaba, tan solo, en sus miradas.

Otros grandes actores intervienen en esta cinta, como Donald Sutherland, haciendo de padre y confidente de Lizzy; Brenda Blethyn, como la ansiosa madre que parece estar casi siempre al borde de un colapso; o Judi Dench como la orgullosa tía rica de Mr. Darcy

En conclusión, impresionantes paisajes, escenarios reales, realismo en la caracterización de los personajes, diálogos inteligentes cargados de doble sentido y una banda sonora de ensueño son elementos que encontraremos en esta nueva versión cinematográfica de «Orgullo y prejuicio».

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...