Oscar 2012. La gala: El año que viene paso…

Oscar 2012: Billy Cristal, presentador

En la criticadísima ceremonia de entrega de los Oscar del año pasado, Kirk Douglas fue el artífice de sus mejores minutos, y Billy Crystal también tuvo una pequeña intervención destacada. Como al primero no lo iban a poner a estas alturas de presentador, reclutaron al segundo, un clásico en estas citas y del que muchos reclamaban su regreso, asegurando que era el tipo más gracioso del mundo (o casi). Todo ello despues de que despidieran a Eddie Murphy por unas desafortunadas declaraciones. Siendo ventajista, y reconociendo que la mayoría nos alegramos del cambio en su momento, ya podía haberse quedado calladito el protagonista de ‘Superdetective en Hollywood’.

Porque vaya pestiño de gala, señores. Crystal, no sé si un poco mosqueado por ser el segundo plato de la Academia, dijo los chistes solo con un poco más de vitalidad que James Franco hace 364 días, y se entregó a las repetidísimas maniobras de parodiar con un número musical a las películas nominadas y del «¿Qué están pensando…?». No sospechaba yo que las medidas de ahorro llegarían también a esta ceremonia, que en otras ocasiones contó con momentos espectaculares, reducidos esta vez a la aparición del Circo del Sol, que ya se podía haber alargado cinco minutitos más, aunque la temática cinéfila de su show estaba un poco cogida con pinzas.

En cuanto a los premios, triunfó The artist tal y como se esperaba siendo la edad media de los académicos casi la misma con la que en este país te jubilabas hace unos años (ahora tendríamos al propio Christopher Plummer repartiendo prensa gratuita a la salida del metro si hiciera falta). Al menos, perdió en varias categorías en las que lo merecía, como guión, fotografía o monatje. Este último premio, concedido con total justicia a Millenium: Los hombres que no amaban a las mujeres, fue casi la única sorpresa de la noche, junto con la victoria de La invención de Hugo en efectos visuales. A Scorsese le volvió a pasar como con ‘El aviador’: rascó mucho, pero poco de lo importante.

Ni siquiera los discursos emocionaron, con la excepción del de Meryl Streep, que reconozco que se pone siempre un poco estupenda, pero al fin y al cabo estas cosas van un poco de eso. Casi que termino prefiriendo los Goya, con sus polémicas, sus espontáneos, sus chistes malos, su interminable desfile de intérpretes a los que solo ves precisamente en los Goya. La tertulia del día siguiente es mucho más entretenida, dónde va a parar, y siempre hay hueco para algún momento de vergüenza ajena.

En los Oscar, ni eso. Vale que no premien a los mejores del año, pero con galas como la de anoche se van a quedar sin razones para que nos acostemos a las tantas (un tirón de orejas también para Canal +, cuya retransmisión fue peor que en otras ocasiones, especialmente por la lentitud de los intérpretes, que le quitó a los momentos cómicos la escasa gracia que tenían). Fijaos en Woody Allen, que no se acerca por allí ni cuando gana. El año que viene paso…

En Notas de Cine | Todo en los Oscar 2012

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...