Oscar 2014: Los nominados a Mejor Director

Alfonso Cuarón (‘Gravity’), Steve McQueen (’12 años de esclavitud’), David O. Russell (‘La gran estafa americana’), Martin Scorsese (‘El lobo de Wall Street’) y Alexander Payne (‘Nebraska’) son los cinco autores elegidos este año por la Academia para disputarse este Oscar, de máxima importancia.

Rodaje de 'Gravity'

En uno de los años más emocionantes que se recuerdan en la carrera por los Oscar, la estatuilla al mejor director podría jugar un papel más decisivo que nunca. Habitualmente, el premio suele ir a parar al principal autor de la película ganadora, aunque ha habido excepciones (el año pasado, sin ir más lejos). En esta ocasión, sin embargo, las apuestas apuntan a una división que podría servir para repartir reconocimientos tras una temporada de grandes películas. Vamos ahora a comprobar las opciones reales de cada uno de estos grandes del cine, además de a señalar los méritos que los han traído hasta aquí.

Alfonso Cuarón (Gravity)

Si se cumple la previsión que señalábamos antes y no coinciden los Oscar a película y director, será sobre todo porque Hollywood está loca por reconocer el talento de este mexicano extraterrestre, nominado por primera vez en esta categoría (con ‘Hijos de los hombres’ e ‘Y tu mamá también’ fue aspirante como montador y guionista). Ha ganado prácticamente todos los premios de la carrera, incluyendo el Globo de Oro, el Bafta y el más importante, el que concede el Sindicato de Directores (DGA). Aunque estos pueden llegar a ser unos Oscar muy impredecibles, parte como claro favorito.

Lo hace gracias a un trabajo portentoso de puesta en escena, en el que parte de su habilidad para las tomas largas, sobradamente demostrada en su filmografía previa, pero que aquí alcanza cotas estratosféricas y generan un impacto y una emoción de lo más genuinos. Destaca el arrollador plano que inicia el film, pero hay otros momentos en los que Cuarón roza lo imposible, destacando también como coordinador de un equipo que ha creado un hito de la técnica y una de las películas más insólitas del siglo XXI.

Rodaje de '12 años de esclavitud'

Steve McQueen (12 años de esclavitud)

En 2010, Kathryn Bigelow se convirtió en la primera mujer en ganar el Oscar al Mejor Director (¿o correspondería hablar de “Dirección” tras este caso?). En 2014, este londinense puede pasar a ser el primer negro en subir a recoger esa misma estatuilla. A la Academia le encantan este tipo de momentos históricos, lo que le da algunas opciones, pero incluso sus compatriotas británicos prefirieron darle el Bafta a Cuarón. Y pensándolo bien, la victoria de un latino también sería un hecho inédito en esta categoría.

En cuanto a su trabajo en este portentoso film sobre una parte muy dolorosa de la Historia reciente, ha recibido algunas críticas por ser más conservador que el que desarrolló previamente en ‘Hunger’ y ‘Shame’ (recordemos que este director tenía además una reconocida carrera previa como videoartista). Es cierto que en el corazón de la película late una naturaleza contradictoria, que combina momentos de atrevimiento con pasajes que pueden conducir al deja vu, pero en cualquier caso, su visión admirable y su maestría como creador de imágenes poderosas brillan más que nunca.

Rodaje de 'La gran estafa americana'

David O. Russell (La gran estafa americana)

Aunque tiene muchas más opciones por su labor como guionista que por la de director, hay que resaltar una vez más los tremendos logros de este cineasta, que vuelve a optar al Oscar, por tercera vez consecutiva, tras ‘The fighter’ y ‘El lado bueno de las cosas’. Además, ha conseguido derribar la barrera de los 100 millones de dólares de recaudación en Estados Unidos con las tres películas, lo que le da una posición de privilegio en la industria de la que pocos disponen. Se vaya de vacío a casa o no, su victoria está más allá de los Oscar. Además, es indudable que volverá más pronto que tarde.

Con este thriller divertido, pero también con más contenido del que se ha querido destacar por parte de muchos críticos, O. Russell ha realizado tal vez su mejor trabajo. Además de ser tan eficaz como siempre, ha elaborado una especie de estilo propio, en el que lleva al límite la cordura de personajes y situaciones a través de un planteamiento de puesta en escena nervioso e impulsivo. Y aunque en sus películas importantes siempre termina optando por la cordura como solución, se ve que hay millones de espectadores a los que esto no les importa demasiado.

Rodaje de 'El lobo de Wall Street'

Martin Scorsese (El lobo de Wall Street)

Casi cuatro décadas de grandes películas y un total de cinco nominaciones perdidas necesitó el maestro neoyorkino para hacerse, a la sexta tentativa, con el Oscar al Mejor Director. Fue en 2007 y gracias a ‘Infiltrados’ cuando se puso fin a una injusticia que era un clamor en Hollywood. Después, ha vuelto a conseguir otras dos candidaturas gracias a ‘La invención de Hugo’ y a esta mirada a los excesos del mundo financiero, aunque ni hace dos años ni ahora ha habido demasiadas opciones de que lograra su segunda estatuilla.

Para muchos, las armas de Scorsese en su quinta colaboración con Leonardo DiCaprio son las mismas con las que ya nos arrastró a la más absoluta lisergia en films como ‘Uno de los nuestros’ o ‘Casino’. Puede que haya algo de festival scorsesiano en las casi tres horas de subida a la gloria y descenso a los infiernos de Jordan Belfort, pero también un singular sentido de la lucidez, propio de un veterano como él. ¿Qué mejor forma de contar esta tragedia estúpida que a través de una comedia tan desquiciada como los personajes que la pueblan? A mí no se me ocurre.

Rodaje de 'Nebraska'

Alexander Payne (Nebraska)

Ha ganado dos oscars por su labor como guionista, pero aún la Academia no ha reconocido del todo por sus cualidades como director, pese a haberlo nominado por sus tres últimas obras, todo un récord que comparte con O. Russell. Está claro que cariño le tienen, ya que la mayor parte de las quinielas apuntaban al irlandés Paul Greengrass (‘Capitán Phillips’) como el quinto nominado, pero al final ha entrado él. No será tampoco este año, y no es desde luego por falta de méritos, pero tarde o temprano le llegará.

También es cierto que su estilo no le favorece en esta categoría, pese a que a través de él está construyendo una filmografía memorable. Su puesta en escena sencilla, que deja que la inabarcable humanidad de sus personajes sea la que marque el paso, llegando al final del camino sin trampas lacrimógenas ni golpes de efecto, tiene difícil obtener el reconocimiento frente al virtuosismo de algunos de sus colegas. Esta vez parte de un guión ajeno, así que su mayor alegría le puede venir del triunfo de alguno de los veteranos actores que ha dirigido.

Ganará: Alfonso Cuarón, por ‘Gravity’

Podría ganar: Steve McQueen, por ’12 años de esclavitud’

Debería ganar: Alfonso Cuarón

Lea también | Las nominadas a Mejor Actriz Secundaria | Los nominados a Mejor Actor Secundario |

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...