Parejas de cine con feeling sexual

En este post queremos invitarte a que recuerdes con nosotros aquellas dúos eróticos que hicieron las delicias de muchos espectadores. Hay parejas que han permitido mostrar su feeling sexual delante de las cámaras y que, a día de hoy, ya se han convertido en míticas. Angelina y Brad, Penélope y Javier… elige cuál es la que más te pone.

Tom Cruise y su señora por entonces, Nicole Kidman

Parejas de cine existen muchas, pero solo unas cuantas serán recordadas por ser capaces de desprender un erotismo en pantalla capaz de convertirlas en legendarias. En este artículo queremos invitarte a que recuerdes con nosotros aquellos dúos eróticos que hicieron las delicias de muchos espectadores. No hablamos de las más graciosas ni de las más románticas, nos referimos a esos actores que supieron hacer un arte de la provocación erótica. Puede que sus romances de pantalla nunca fueran reales, pero lo que importa es la conjunción química que se producía cuando esos dos cuerpos ocupaban el mismo espacio fílmico. Aquí hemos recuperado del baúl de los recuerdos a algunas parejas míticas, pero queremos saber cuáles son las tuyas.

Existen romances que traspasaron la pantalla o que, simplemente, quedaron reflejados para siempre. Hay parejas que han

Dale que te pego, Jamón Jamón de Bigas Luna

permitido mostrar su feeling sexual delante de las cámaras y otras que se dieron cuenta de que allí había algo justo después de acabar el rodaje. Ese es el caso de las ‘superestrellas’ Angelina Jolie y Brad Pitt, la pareja por excelencia. Se conocieron en la mediocre película de espías Señor y Señora Smith, pero supieron hacer de su química sexual la mejor baza para vender este estereotipado producto de Hollywood.  Penélope Cruz y Javie Bardem, que a día de hoy ya han reconocido su relación y esperan un hijo, tuvieron su momento estelar en Jamón Jamón, de Bigas Luna. Una escena salvaje, sexual y muy explícita que les situaba delante de un toro Osborne mientras la (por entonces) joven pareja se embestía mutuamente.

El caso de Nicole Kidman y Tom Cruise es, cuanto menos, curioso. Qué duda cabe de que la secuencia de apertura de Eyes Wide Shut, con ambos desnudos delante del espejo, trajo mucha cola y a muchos espectadores, todos ellos atraídos por unos segundos de voyeurismo conyugal. Aunque el film de Stanley Kubrick se desplaza hacia los vericuetos menos festivos de la sexualidad, unos pocos fotogramas de sexo en pantalla fueron suficientes para que las imágenes del matrimonio diesen la vuelta a el mundo.

Erotismo a lo clásico, todos vestidos pero muy puestos

Actualmente, espectadores de todos los rincones se desviven por saber cuándo perderá Bella la virginidad a manos de su puritano novio vampiro. Pero dejemos Crepúsculo para el deleite nunca consumado en el que viven los adolescentes de hoy en día, y volvamos la cabeza hacia una época en la que el sexo en el cine era mucho menos explícito, pero donde el feeling y las tensiones sexuales estaban a la orden del día.

Recordemos el maravilloso encanto maduro de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman en Casablanca, disimulando una pasión que les estaba prohibida. No olvidemos tampoco los apasionados tira y afloja de Vivien Leigh y Clarck Gable en Lo que el viento se llevó. De la misma manera, la lucha de sexos entre Cary Grant y Katheelen Turner en Historias de Philadelphia expresa a la perfección unas formas muy bien guardadas en un cine, el clásico, donde el sexo era más una pulsión latente que una imagen explícita.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...