Pelea entre Mel Gibson y Joe Eszterhas tras la cancelación de la película de Judas Macabeo

Mel  Gibson y Joe Eszterhas se pelean a cuenta de Judas Macabeo

El proyecto sobre Judas Macabeo que el actor y director Mel Gibson estaba desarrollando para Warner parece irse al garete en la mejor tradición Gibson, es decir, con la sobriedad de un elefante en una cacharrería y con intercambio de acusaciones en la prensa. Pero no se vayan todavía, que aún hay un tercer actor en la trama: el guionista Joe Eszterhas, que como sabemos, también es muy suyo y podría tener parte de culpa, según a quién le preguntemos.

En la correspondencia enviada a la prensa por Mel Gibson y Eszterhas después de que Warner Bros decidiera paralizar el asunto, tanto el director de ‘Braveheart’ y ‘La Pasión’ como el guionista de ‘Instinto básico’ y ‘Showgirls’ -antaño el mejor pagado de la Meca del Cine- se echan mutuamente las culpas de la decisión del estudio.

Gibson es sobradamente conocido por sus diatribas antisemitas y por su catolicismo convencido, algo que combinado con su habitual verborrea, le que ha puesto en severos aprietos hasta el punto de que han dado al traste -junto a otros escándalos- con su imagen pública y su carrera. En añadidura a esto, diversas asociaciones judías se habían quejado públicamente de que precisamente él se hiciera cargo de una película épica, en la línea de ‘Braveheart’, sobre la génesis del judaísmo. El actor y director, probablemente, vio en el proyecto la oportunidad de recuperar el pulso de su carrera, que hace no demasiado murió de éxito con el extraordinario resultado de taquilla de ‘La Pasión de Cristo’.

En un e-mail publicado en The Wrap, Eszterhas -otro que nunca ha eludido la polémica- culpa a Mel Gibson de que su guión haya sido rechazado en las oficinas de Warner. Los problemas entre ambos se estaban fraguando de forma pública desde hace ya unas semanas, con el guionista asegurando que el actor y director «necesita medicación», pero que el proyecto seguía adelante. En la carta, bastante prepotente, enviada a Icon Productions, el guionista acusa a Gibson de querer sabotear su propia película debido a la peor razón posible: su «odio a los judíos». Eszterhas asegura que todo aquel que ha leído su guión lo considera entretenido, conmovedor y épico. Desde las oficinas de Warner, por cierto, señalan que esto último es precisamente lo que le faltaba al libreto, y la causa principal de la paralización.

La respuesta de Mel Gibson ha sido publicada en forma de otra carta en Deadline. En ella, acusa al guionista de perezoso y mentiroso, y reconoce que es «apasionado e intenso» en sus palabras. También señala que lleva queriendo hacer la película desde hace diez años -contrariamente a lo que Esztherhas dice en su carta- y que en Warner saben muy bien que después de quince meses de investigación, el guionista no había escrito ni una sola palabra en la dirección requerida.

¿Verá la luz alguna vez la película de Judas Macabeo? ¿Qué oscuras fuerzas han dado al traste con el proyecto? ¿O será sólo el consabido conflicto de egos?.

Fuente | The Wrap | Deadline

Foto | TMZ

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...