Resident Evil: AfterLife

La nueva película de la saga Resident Evil, apuesta por los 3D y saca provecho a sus espectaculares efectos en un filme sin novedades argumentales

La nueva película de la saga Resident Evil saca provecho al 3D y es la más espectacular

Fui a ver la nueva película de Resident Evil: After Life, por expreso deseo de mi acompañante. Se trata de un amigo que suele ir al Festival de Sitges cada edición y no a disfrutar de algunas de sus excelentes películas, sino a disfrutar como un enano con cortos y producciones z sobre zombies. Así que espero que no me lo tengáis en cuenta si hago una crítica a medias entre el experto zombieadicto y el que os escribe.

Mientras que para él ha sido un acierto haber apostado por la puesta en escena de las tres dimensiones, ya que se aprecia aún más los efectos especiales de las otras entregas, para mí ha sido más de lo mismo. Sí, porque esta cuarta entrega de la saga no tiene demasiadas cosas nuevas en cuanto a argumento, aunque en ésta la civilización está arrasada  sólo quedan algunos supervivientes que luchan por poder ver un nuevo día. Sí, puede que haya regresado Paul W.S. Anderson a la dirección, tras la primera de la saga, pero no hay nada nuevo a bordo argumentalmente hablando.

La pobre Alice, encarnada por la fría belleza de Mila Jovovich, no le dan descanso en todo el metraje. Acción y mucha violencia están aseguradas. La verdad es que poco o nada se parece al videojuego del que se basa, y del que fui un jugador empedernido, pero no hay que olvidar que las anteriores películas lograron buenas cifras de taquilla. He cometido un error al calificar a Alice de pobre, ya que no es que sea una estrella de acción, sino que casi se podría calificar de una superheroína con superpoderes que nada tiene que envidiar a muchos de sus congéneres masculinos salidos de los cómics.

He de reconocer que visualmente es atractiva y que si te gustan este tipo de películas no debes esperar a verla en dvd porque perdería la espectacularidad de la sala grande. Estamos hablando de acrobacias imposibles, escenas a cámara lenta al estilo Matrix, armas y munición a más no poder, clones, explosiones, cuchillos dirigidos al público y un largo etcétera, para más gozo de las 3Ds.

Ah, se me olvidaba. El guión, de nuevo hecho por Anderson, deja un final abierto por lo que si la caja registradora otorga beneficios ni un ejército de zombies podrá evitar que se realice una nueva entrega de Resident Evil.  Avisados estamos y eso sí que da miedo de verdad.

Fotografía: web oficial

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...