Resident Evil: Extinción: el hundimiento definitivo de la saga

re3cartel.jpgCuando vemos una película es bueno tener cierta idea previa de lo que podemos esperar de ella, para no llevarnos ninguna desilusión, de forma que sería un error tan grande buscar una interpretación filosófica (seria) en “Night of the creeps” como esperar persecuciones a toda velocidad o peleas a puñetazos y explosiones en cualquier película de Dreyer; sin embargo, a veces se abusa de esto y se toma al espectador por estúpido, con la excusa de que “es una película de entretenimiento”, sin pensar que el hecho de tener esa finalidad no la exime de presentar un guión medianamente trabajado o unas interpretaciones que no parezcan de muñecos de cera.

El último caso que refleja lo que estamos hablando es “Resident Evil:Extinción” (ojalá cumpla lo que dice su título y no tengamos que sufrir una cuarta parte), que se aparta aún más de la historia de los videojuegos de lo que lo hicieron sus antecesoras; si la primera parte ofrecía elementos que recordaban al juego, aunque no contentara a los seguidores más puristas y la segunda apenas contaba con el personaje de Jill Valentine y un bochornoso Némesis, en esta última entrega (insisto: ojalá sea la última) se hace una mezcla de elementos de diversas películas en una sucesión de absurdas escenas sin pies ni cabeza.


De “homenajes” y otros demonios
De esta forma, la película empieza recordando la historia de las dos anteriores, intentando dar coherencia a la trilogía, pero se deja detalles tan importantes cómo qué le ocurrió al personaje de Jill y por qué no sale en esta entrega, después volvemos a ver a la heroína Alice, vagando sola en un mundo en el que el virus T se ha expandido y sólo unos pocos supervivientes van buscando un lugar donde no haya zombis/infectados, por supuesto no puede faltar el malvado doctor sin escrúpulos de la corporación Umbrella que quiere capturar a la protagonista cueste lo que cueste, y así se va desarrollando este refrito de “Mad Max”, “28 días después” (y su secuela), la ópera prima de Zack Snyder “Dawn of the dead” y otras re31.jpgpelículas de distinta relevancia en el género de terror y la ciencia ficción, siendo especialmente sangrante el “homenaje” a “Los pájaros de Hitchcock en la escena en la que los cuervos infectados atacan a los supervivientes, con planos casi calcados de la película de Sir Alfred. Las escenas de acción tampoco logran salvar el film, pues sobre todo son las ya cansinas coreografías en tiempo-bala o frenéticas secuencias videocliperas en las que apenas se ve qué hace cada personaje, todo esto acompañado de unos efectos especiales cuyos errores pueden ser detectados hasta por el más profano en la materia.

Tres hombres y un destino (post-apocalíptico)

Aunque Paul W.S. Anderson ha sido el guionista de las tres partes de la trilogía sólo se encargó de dirigir la primera, dejando la labor de dirección en la segunda a Alexander Witt y a Russell Mulcahy, que lo más destacable que había hecho hasta entonces era dirigir los videoclips “a kind of magic” y “princes of the universe” de Queen) en la tercera, sin embargo, no hay ninguna característica o sello personal que diferencie a las tres películas, conceptos como dirección de actores sencillamente no existen, en esta tercera parte Alice, el personaje de Milla Jovovich, cuya actuación oscila entre el enfado y elre32.jpg aburrimiento, se ha convertido en una especie de elegida mesiánica con poderes cercanos a la Fuerza de «La Guerra de las galaxias», y que sirve al guionista para hacerla escapar de cualquier situación por peligrosa que sea, sin más explicaciones. Los secundarios son una recopilación de típicos personajes de acción, de actitud chulesca y con frases de héroe que no aportan nada a la historia. Y para terminar este despropósito tenemos una lucha con jefe final en la que el sinsentido vuelve a apoderarse de la pantalla (y la vergüenza ajena del espectador). En definitiva, otro pufo en la cartelera de este año que se nos vendió como gran película de acción y en la que lo peor es lo que no vemos: deja abierta la posibilidad a una cuarta parte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...