‘Platoon’, resumen de la película de Oliver Stone

Ganadora del Oscar a Mejor Película, la cinta de 1986 sigue estando considerada como una de las que mejor trató la Guerra de Vietnam.

platoon

Si Platoon ha quedado para la posteridad como una de las mejores películas ambientadas en la Guerra de Vietnam, y no es que haya habido pocas precisamente, puede que se deba a la crudeza con la que la planteó Oliver Stone, quien no por casualidad había vivido el conflicto de primera mano. Tras regresar de allí, planteó una trilogía, que comenzó con este film en 1986 y seguiría con Nacido el 4 de julio en 1989 (también muy reconodida en su momento) y la más discutible El cielo y la tierra (1993). Pese a que ha tenido algunos éxitos con posteridad, la mayoría sigue considerando que esta es la mejor de las películas del siempre polémico Stone.

Platoon nos sitúa en la Guerra de Vietnam, en septiembre de 1967. El protagonista es Chris Taylor (Charlie Sheen, a años luz de lo que es hoy), un soldado que ha decidido alistarse en el ejército pese a que proviene de una familia poderosa. Queda asignado a la Compañía Bravo, de la quinta división de infantería, que se encuentra cerca de la frontera con Camboya. En sus primeras misiones, las duras condiciones del lugar y su inexperiencia le harán sufrir de lo lindo en sus primeras misiones.

Por otra parte, se ha establecido una difícil relación entre los mandos del pelotón, como el inexperto y menospreciado por todos Teniente Wolfe, el veterano sargento Barnes (Tom Berenger, hoy olvidado), cuyas decisiones son las que prevalecen o el también sargento Grodin (el siempre excelente Willem Dafoe), el único que se le opone frontalmente.

Una noche de acampada del pelotón en la selva, Taylor descubre que el encargado de la guardia, Junior, se ha dormido, lo que facilita el ataque de unos soldados vietnamitas, que acaban con la vida de uno de sus compañeros. Sin embargo, es Junior el que acusa a Taylor de haberse dormido, lo que debilita su papel en la patrulla, aunque el propio sargento Barnes repartirá su enfado entre todos los miembros del equipo, ya que no confía en ninguno.

Cuando regresa a la unidad tras pasar por el hospital, Taylor se hace amigo de King, un veterano soldado. El grupo se ha dividido en dos: en uno de ellos, aficionado al consumo de drogas, se encuentras Grodin, mientras que Barnes y Junior están en el otro, que pasa el tiempo jugando a las cartas y bebiendo. Tras las muertes de varios compañeros en violentas circunstancias, crece el odio y los soldados empiezan a comportarse de un modo irracional: Taylor amenaza a un joven lisiado y Barnes asesina a quemarropa a una mujer, lo que causará un nuevo enfrentamiento entre él y Grodin. Finalmente, este denuncia al regresar a la base el incidente y Barnes es amenazado con un consejo de guerra, aunque se defiende indicando que el otro sargento miente.

Tras sufrir una emboscada y un error de Wolfe, que da las coordenadas de su grupo en vez de las del enemigo para ordenar un bombardeo de apoyo, el pelotón se ve aún más menguado. En medio del desastre, Grodin marcha con Taylor y otros dos soldados para interceptar al enemigo, mientras que Barnes ordena el repliegue del resto del pelotón. Ya con el control del grupo, va a buscar al grupo de Grodin y se queda a solas con él, pegándole un tiro a traición. Taylor le pregunta por él y Barnes le responde que ha muerto, pero posteriormente ve desde el helicóptero a un grupo de vietnamitas abatirlo, por lo que descubre la mentira del sargento. Taylor quiere vengar al amigo traicionado y trata de convencer a algunos de sus compañeros para que le ayuden, pero Barnes hace acto de presencia amenazando a todos e hiriendo en la cara a Taylor.

El tercer acto de Platoon nos sitúa ante el ataque final de los vietnamitas al área a la que es enviado el pelotón. Sabedores del infierno que se avecina, algunos soldados tratan de escabullirse, mientras que King se salva cuando le comunican que está a punto de licenciarse. Los enemigos atacan salvajemente la posición del grupo, destruyendo el búnker que protege Taylor mediante un soldado suicida. Ante la inminente derrota y la muerte de casi todos, el capitán estadounidense decide bombardear la zona. En medio del caos, Taylor y Barnes vuelven a encontrarse frente a frente, pero una fuerte explosión los deja inconscientes antes de que puedan matarse. Cuando Taylor despierta y ve a su rival arrastrándose malherido, le dispara a bocajarro, concluyendo su venganza. Al final, los pocos supervivientes son evacuados en helicóptero. Desde el cielo, Taylor contempla los desastres de la guerra.

Platoon ganó en la edición de 1986 de los premios de la Academia los Oscar correspondientes a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Montaje y Mejor Sonido. Tanto Willem Dafoe como Tom Berenger, que interpretaban a los grandes rivales dentro del pelotón, fueron nominados como actores de reparto, pero ninguno logró la estatuilla, como tampoco lo hizo el guión, obra del propio Stone, ni la fotografía de Robert Richardson.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...