Ron Howard, un respeto, por favor

Ron Howard, un respeto, por favor

Un respeto, estamos en una sala de grabación y Ron Howard se ha levantado de su silla para comprobar una toma. No sabemos muy bien que película es pero hay críticos que ya la están criticando. Un respeto por favor, nos encontramos ante un tipo que, como poco, se merece el beneficio de la duda. Meses después esa cinta que rodaba vería la luz: Ángeles y demonios, protagonizada por Tom Hanks y Ewan McGregor. Batió records de taquilla en las salas de cine comerciales. Cuando digo «un respeto, por favor», sé de lo que hablo.

Howard no es sólo el hombre que ha rodado la última del novelista Dan Brown, también es el creador de otras muchas grandes obras que, ni la mitad de los que leerán este artículo, sospechaban que eran suyas (yo tampoco me lo creía). Convirtió el realidad el conflicto político en El desafío: Frost contra Nixon y, antes que esta, hizo lo propio con la primera (exitazo de novela, no tanto de película, por las expectativas y todo eso) de Brown, El código Da Vinci. Pero atentos que la ristra de peliculones de Ron Howard viene ahora, es sosprendente.

Imagino que recordarán a Russell Crowe (el hombre con un sólo gesto en su cara, después de Steven Seagal claro) en Cinderella Man: El hombre que no se dejó tumbar. Todo un papelón dirigido por Howard que bien se merecía durar los 144 minutos de metraje. También es suya la ganadora de cuatro Globos de oro y cuatro Oscars, Una mente maravillosa, también con Crowe, además de Jennifer Connelly y Ed Harris. Pero seguimos y nos encontramos a finales de los noventa con obras como El Grinch, aquel bicho verde que odiaba la navidad, la comedia EDtv y la de acción, con Mel Gibson y Rene Russo (¿qué habrá sido de estos dos?) Rescate.

Es entonces cuando los críticos comienzan a respetar un poco más a Ron Howard, que no es sólo el convertidor de novelas al cine del polémico novelista Dan Brown. Antes de conocerse, ya existían en su haber numerosas obras de calidad. Atentos que aquí no termina la cosa.

En los 90 se sacó de la manga títulos como la impresionante Apolo XIII o el telefilme (sí, pero bueno) Llamaradas. ¿Y que me dicen del Willow de Val Kilmer? ¿les suena? Seguro que sí, pues también es suyo. Como también lo es 1, 2, 3…Splash o Cocoon. Pero, ¿cuál fue la primera película que rodó Howard? No se lo imaginarán, corría el año 1977 y se titulaba Grand Theft Auto (sí, como la saga de videojuegos de Rockstar), y se trataba de una cinta sobre persecuciones, policias, gobernantes, chicas, corrupción y, sobre todo, coches robados. ¿Alguna duda de en qué película se han basado los videojuegos GTA?

En definitiva, antes de meternos en una sala de grabación y criticar a un director, consultemos su filmografía y, como en el caso de Howard, puede que nos quedemos sin habla.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...