Scarlett Johansson hasta en la sopa

Scarlett en Scoop, de Woody Allen (2006)Si hay cinéfilos a los que les agobia que les hablen siempre de la misma persona, mejor que no se acerquen este mes al kiosco. Porque las tres principales revistas españolas del sector (Fotogramas, Imágenes y Cinemanía) han optado por la misma actriz para ilustrar sus portadas: Scarlett Johansson. Y porque echando un vistazo a la cartelera, durante los próximos meses vamos a tener a Johansson hasta en la sopa: antes de Navidad estrenará tres películas y para 2007 tiene previstas otras cinco. A eso se le llama hiperactividad. Aún no ha cumplido 22 años y ya ha rodado una veintena de películas. Si mantiene el ritmo, puede pulverizar todos los records de productividad.

También es verdad que Scarlett Johansson trabaja porque la llama todo el mundo. Es el rostro de moda en el cine. Tiene un novio guapo (Josh Hartnett), destila glamour, es sexy, provocativa y ha salido desnuda en la portada de Vanity Fair junto a otra joven estrella, Keira Knightley. Pero además ha actuado en el cine menos comercial, por lo que se ha ganado el respeto de la crítica, que no la ve como un simple producto de marketing sino como una actriz está haciendo historia.

Scarlett y Keira en la portada de Vanity Fair.jpgEl primer papel por el que es recordada Johansson es el de la niña Grace McLean en El hombre que susurraba a los caballos, de Robert Redford (1998). Pero fueron dos films cercanos al ambiente ‘indie’ los que le catapultaron a la fama. En primer lugar, Ghost world, de Terry Zwigoff (2001). Y en segundo lugar, Lost in translation, de Sofia Coppola (2003), un viaje a Tokio junto a Bill Murray por el que ganó un premio en el Festival de Venecia y una nominación a los Globos de Oro. Fue a partir de entonces cuando su carrera empezó a cobrar una velocidad vertiginosa, interpretando personajes cotidianos (In good company) y otros más sofisticados (La joven de la perla, A good woman, A love song for Bobby Long).


El ‘boom’ Scarlett Johansson no ha iniciado todavía su declive. Este mes se estrena La Dalia Negra, en la que encarnará a una mujer de los años ’40 envuelta en una intriga basada en hechos reales. Después llegará a la cartelera Scoop, película en la que ha vuelto a trabajar con Woody Allen tras la extraordinaria Match Point. Y un poco más tarde será el turno de The Prestige, en la cual Johansson ha tenido el incomparable honor de trabajar junto a ‘gigantes’ del cine como Michael Caine. Y más, muchos títulos más a partir de 2007 (The Nanny Diaries, Brilliant, Amazon…). Lo dicho: Johansson hasta en la sopa. ¿Alguna pega?

Publicidad sobre viajes baratos y hoteles: Viajes Baratos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...