Se proyecta la película inédita de Alfred Hitchcock

Emocionados y privilegiados. Así debieron sentirse los espectadores de la última edición del Festival de Cine Mudo de Pordenone, en Italia. Y es que este certamen cinematográfico ha contado con la inestimable presencia cinematográfica de Alfred Hitchcock. Así, en Pordenone se ha proyectado, por primera vez para el gran público, la que está considerada como la primera película del joven Hitch, rodada allá por el verano de 1923 en Inglaterra. De hecho, poco sabíamos de la existencia de esta pieza de coleccionista, cuyo metraje se encontraba en paradero desconocido hasta que el pasado verano fuese encontrado por casualidad en un archivo neozelandés. Lo que muchos daban ya por perdido apareció de repente y para el goce de los cinéfilos.

Los pajaros

Escena de Los Pajaros: antes de esta imagen, el joven Hitch se desenvolvió en el cine mudo.

La cinta lleva por nombre ‘The white shadow‘ y está firmada por el director Graham Cutts. Sin embargo, fue realmente Hitchcock, que acababa de fichar por la productora Gainsborough Pictures, quien se encargó de realizar prácticamente toda la preproducción y rodaje del film: guión, bocetos, intertítulos, escenografías, montaje y ayuda en las tareas de dirección. Podemos asegurar, por lo tanto, que aunque el nombre que encabeza la película sea el de otra persona, en ‘The white shadow’ encontramos algunos de los rasgos más distintivos del cineasta británico. No hay opción a la duda, a la vista del inquietante argumento. Desde la Filmoteca de Nueva Zelanda no dejan de vanagloriarse por el hallazgo, del mismo modo que la National Film Preservation Foundation, organización encargada de preservar el patrimonio cinematográfico, ha reiterado la importancia de recuperar lo que se llama ‘metraje perdido’. El cineasta Martin Scorsese, activo colaborador de la fundación, lo expresa con estas palabras:

Con la pérdida de cada fotograma perdemos una explicación sobre nuestra propia cultura, sobre el mundo que nos rodea, sobre los otros y, en definitiva, sobre nosotros mismos.

En primer lugar, y paralelamente a una trama que nada tiene de cándida y mucho de oscura y retorcida, el film narra las peripecias de dos mujeres, ambas interpretadas por Betty Compson. Dos hermanas gemelas: una desprovista de alma y, por lo tanto, abocada a la maldad; y otra bienhechora y cálida. Nancy y Georgina. Así, y pese a que solo te podamos ofrecer algunos fotogramas en los vídeos que te adjuntamos más abajo, lo cierto es que la obsesión por la feminidad que se gastaba Hitch está presente desde la primera imagen. Su característica misoginia es mostrada a través de la recurrente ambivalencia femenina, que hace a la mujer capaz de lo mejor y de lo peor, de ser ángel y demonio al mismo tiempo. Después de Georgina y Nancy llegarían otras mujeres igual de duales: Marny ‘la ladrona’, la Madeleine de ‘Vértigo (De entre los muertos)’ o la Melanie Daniels de ‘Los Pajaros‘, que parece provocar la invasión de aves con su presencia.

‘The white shadow’ fue rodada en seis semanas y Hitchcock se planteó el reto de realizar una planificación que incluyera el menor número de intertítulos posible, que es como se organizaban las películas mudas en la época. De hecho, fue gracias a su experimentación formal dentro de la etapa muda como consiguió ser uno de los autores más valorados, tanto por la crítica como por el público. Su legado fílmico llegó a ser tan importante, que hoy en día no el cine no sería igual si Hitch no hubiese existido.

Para ver imágenes inéditas de este film puedes acudir a los enlaces que te proporcionamos en Youtube y en El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...