Sevilla 2010 | Tamara Drewe (Stephen Frears) y De dioses y hombres (Xavier Beauvois)

Tamara Drewe (Stephen Frears)

El director Stephen Frears ha recibido el Premio de Honor del cine europeo en la gala inaugural del Festival de Sevilla. Al mismo tiempo, su última película, Tamara Drewe, se ha presentado ahora que está a punto de estrenarse en España, y realmente ha sido difícil conseguir una entrada para cualquiera de sus sesiones. Finalmente lo hemos logrado, y tras el salto tenéis nuestras primeras impresiones sobre ella, así como sobre De dioses y hombres, la estupenda ganadora del Gran Premio del Jurado en Cannes este año.

Tamara Drewe
Pongamos que en un tranquilo pueblo de la campiña inglesa vive un escritor de éxito, y que el lugar se ha convertido en punto de peregrinación para otros literatos en busca de inspiración. Entre los oriundos de la aldea, un granjero decepcionado con el amor y dos chicas adolescentes con las hormonas desatadas. La llegada de Tamara, una periodista que solía vivir en el pueblo cuando era pequeña y que se ha convertido en una belleza tras operarse su espantosa nariz, va a terminar trastocando la existencia de todos.

Con este punto de partida, el tono de la película podría haber sido relativamente tradicional. Sin embargo, no podemos olvidar que estamos ante la adaptación de un cómic (aunque uno con muchos textos, es cierto). Frears tampoco lo ha hecho, y ha dado un punto paródico al film, que se refleja especialmente en la actuación de los actores y en la exagerada puesta en escena de algunas secuencias. El resultado es un film distraído, con ráfagas de brillantez, pero que deja una cierta sensación de intrascendencia. Y aunque Alexandre Desplat ha compuesto la banda sonora con su brillantez habitual, la masiva presencia de diálogos nos impide disfrutarla tanto como en Chéri, la anterior obra de Frears.

De dioses y hombres

De dioses y hombres

Situémonos a mediados de los años 90, en un convento de monjes franceses en Argelia. Su vida allí es ascética y sencilla. Trabajan en el huerto, venden en el mercado para ir sobreviviendo y cuidan la salud de los habitantes de la zona, con los que conviven a la perfección, a pesar de que sus creencias religiosas no son las mismas. Sin embargo, el fundamentalismo hace acto de presencia. Una banda terrorista asesina a un grupo de extranjeros en la zona, y empieza a correr peligro la vida de los monjes, que deben decidir si quedarse allí o regresar a Francia.

No quiero adelantar mucho más sobre esta película, de la que hablaremos largo y tendido cuando llegue en enero a las pantallas españolas. Solo debo decir que Beauvois ha logrado esquivar toda la problemática que conlleva tratar los temas de la religión y el terrorismo. Lo ha hecho a través de una puesta en escena austera pero repleta de soluciones brillantes, con algunas secuencias realmente memorables. Estamos ante una obra mayor, un monumento a la tolerancia que, como informamos ayer, opta a ser la mejor película del año en los Premios del Cine Europeo.

En Notas de Cine | Cobertura del Festival de Sevilla 2010 | Crítica: Tamara Drewe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...