Steven Seagal en «Infierno Bajo Tierra»

Esta es una película protagonizada, producida y parcialmente musicalizada por Steven Seagal. Este expero en artes marciales que aprendió budismo y zen se entrá a dar golpes con un conjunto de «bandoleros» modernos que están arrojando deshechos tóxicos en nuestro querido planeta. Él como gran héroe… ¡Los demolerá a palos!

CartelUna película de Steven Seagal. Acción, explosiones, golpes, una chica linda (pero sin abusar), un mensaje más o menos ecologista, un par de persecuciones automovilísticas, justicia a mano propia, artes marciales y bueno… en fin: Steven Seagal.
Del año 1997 está película tendrá por ahí a Harry Dean Stanton en un papel secundario. Junto a Marg Helgenberger y Kris Kristofferson.

En esta película Steven Seagal es Jack Taggert. Un integrante de la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA) en Estados Unidos. Después de enterarse que un amigo a muerto (que aparece en un flashback introductorio y que parece más una excusa para el despegue de la trama) tenemos a Seagal sobrevolando en una avioneta los hermosos paisajes naturales de las hermosas colinas Apalaches, al sudeste de Kentucky.

Con una fotografía paisajística (hermosa y resaltada por la excelente calidad visual) veremos como aterriza en un pueblo donde irá a cumplir el rol que le fue asignado a su amigo muerto (o sea que, desde el principio, ya es medio personal el tema).

La idea es que Jack Taggert llegue allí, se haga conocer entre los lugareños (que, se nos anuncia, hablan muy poco) y vaya averiguando lo que pueda sobre lo que pasa en una mina. Hay amplias sospechas de que están trabajando y desechando material tóxico allí. Su contacto será el padre/cura del pueblito y no bien llegue se ofrecerá «like a good folk» (algo así como «como un buen amigo/tipo») a reparar, como carpintero (y de forma gratuita) las casas de los lugareños.
Esto tiene que ver con la experiencia del escritor Jeb Stuart’s; puesto que la película está parcialmente basada en sus vivencias. Mientras él era carpintero la EPA investigaba sobre deshechos tóxicos en la zona.

Avioneta

Poco a poco se irá llevando bien con algunos de ellos (y mal con otros, por supuesto). Uno de los lugareños, que en un primer momento será distante es Cotton, interpretado por Harry Dean Stanton. Hay una chica que el pueblo rechaza como «la loca» (aunque esto se ve en palabras y en una escena extremadamente maniquea donde una madre no le deja hablar con su hijo) que cría abejas y tiene «penurias» económicas: Marg Helgenberger.
Ella será la chica a la cual Seagal se irá acercando poco a poco. El malo será Kris Kristofferson representando al empresario-político que con una oficina en lo que pareciera ser Nueva York (puesto que cuando vamos, en imágenes, a dónde él se encuentra solo vemos desde abajo un edificio en apariencia alto y moderno) controla y le da ordenes a su hijo (un chico de pelo algo largo al cual veremos constantemente en el pool del lugar, rodeado de los musculosos «chicos malos»).
Tal vez, en ese sentido, se podría decir que sería como un mal western. Un llanero solitario que llega (al principio nadie sabe bien por qué) y que va a meterse con «los pistoleros» del pueblo.
En fin; la investigación avanzará, las cosas se complicarán un poco pero Seagal siempre seguirá con la misma cara (parece una máscara) enfrentando desde a 10 contrincantes, una persecución de un gran camión o la cena con una rubia solitaria.
Seamos sinceros: lo más atractivo de la película (y desde eso debe haber partido) además de la acción será «la cuestión ambientalista» que con un guión totalmente predecible, bastante aburrido y poco inteligente plantea.

La chica y SeagalPodría decirse que esto venga de «cierta cuota de budismo» que ha demostrado Seagal en sus películas a través del contacto con los animales y la naturaleza. Y es que Seagal vivió en Japón, pagando clases de Aikido, Kendo, Budismo y Zen mientras daba clases de inglés.
Seagal fue el primer extranjero en ganar las credenciales de maestro y enseñar aikido en Japón. Aunque por los movimientos de sus películas no parezca (al menos a mí, que no tengo ni idea) Seagal es experto en artes marciales (cinturón negro en Aikido; además de experto en Kendo y Karate).
Es más: Entro al cine para ayudar como especialista en artes marciales en una película protagonizada por Toshiro Mifune (el actor fetiche de Kurosawa).
Podemos decir también que se casó con Adrienne La Russa sin estar divorciado de su primera esposa Miyako Fujitani (japonesa, con quien, junto a su familia creó un dojo en Japón). Puede ser bastante simpático saber que Kelly LeBrock fue su tercera esposa y ¡que la conoció siendo contratado para trabajar como su guardaespaldas!

Artes Marciales

A pesar de todos estos interesantes datos podremos evaluar parcialmente el valor de una película con frases tan brillantes como la de Seagal dirigiéndose al hijo del malo: «Si tu padre hubiese sabido lo estúpido que eras te hubiese cambiado por un mono».
De cualquier forma, podemos decir que la película es propiamente dicha de Seagal puesto que él la produjo y se saca las ganas tocando la guitarra ante cámara.
No parece irrelevante que este señor nacido en Michigan, Estados Unidos, en 1951 hijo de padre judío y madre de ascendencia irlandesa católica y cheroqui haya empezado a tocar la guitarra a los 12 años. Actualmente tiene una banda (Steven Seagal y los Thunderbox) con la cual ya han sacado dos discos. Este señor se saca las ganas tocando, a su vez, tres temas en off en el film.
Hay que reconocerlo, a su vez, la música es uno de los puntos más altos que tiene la película (aunque es puesta como «pasaje» o «ambiente» casi siempre) habrá desde música country más típica del lugar, así como unos buenos rockanroles y alguna guitarra eléctrica más metaloide en las escenas de acción (concretamente cuando Seagal está rompiendo un brazo recuerdo un solo de guitarra).
Hendrix estará por allí y un tema que si no me equivoco es cantado por Miles Davis hacía el final. Además de un cierre con Harry Dean Steaton tocando ¿?. Creo que no tendría muchos problemas en escuchar el disco de la banda sonora, personalmente.

Marg Helgenberger (Sarah) visitó varias minas para entender un poco más como funcionaba el sistema y el papel que le tocaba actuar a ella en la historia y a todo el tema en sí. Personalmente me pregunto ¿qué le aportaba a su personaje esto? pero bueno. Se ve que había de su parte cierto interés. Es cierto que logra una performance aceptable (y sobre todo para la propuesta).
Mientras se daba el rodaje, no muy lejos de allí, la EPA estaba investigando una situación no muy distinta. Seagal invitó al rodaje a un investigador para hablar.

En fin; les diré que yo me he divertido bastante viendo la película. Pero me he divertido sobre todo con incongruencias como la que describiré a continuación: Jack está hablando con Sarah. En un plano general están teniendo una charla seria en las escaleritas de la casa de ella.
SeagalEn determinado momento y en un plano de Seagal con referencia de su interlocutora vemos de repente como el pelo de ella se mueve (como si hubiese empezado una fuerte ventisca) desde atrás. Seagal dirá en ese plano: «Creo que viene una tormenta».
Y cuando se pasa al plano general ya no hay más viento sobre el pelo de ella (y pensándolo dos segundos se deduce que a la pobre actriz le deben haber colocado un ventilador en la nuca [esto lo digo por la dirección del viento y el movimiento del pelo]), sólo para un plano, generándose un problema de continuidad innecesario y remarcando una no gran frase de un urso experto en artes marciales que no parece haber aprendido «gestualidad» entre tanta cosa que hizo en su vida.
De cualquier manera debo reconocer que como entretenimiento liviano y película de acción con un argumento extremadamente vacuo servirá

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...