The Promise, ¿o era Master of the Crimson Armor?

the_promise_film.jpgLa jornada del viernes trae un poco más de “chicha” en la IV Muestra de Cine Fantástico que propone el canal Sci-Fi. La primera cinta que se proyectará a las cinco de la tarde responde al título de Wu Ji y constituye una pobre adaptación de una obra titulada “The K’un-lun Slave”, escrita por P’ei Hsing hacia el año ochocientos, en plena dinastía Tang. Cuenta cómo una niña pequeña huérfana, motivada por la pobreza en la que vive, hace un trato con una hechicera. La niña recibirá una gran belleza y la admiración de todos los hombres, pero a cambio, ella nunca podrá estar con el hombre al que ame.

El hechizo no se puede romper a menos que suceda algo imposible: que nieve en primavera y que la muerte se transforme en vida. La niña llega a convertirse en una princesa, y se arrepiente de la promesa que le hizo a la hechicera, pues todos los hombres a los que ha amado alguna vez han tenido un trágico final. Más siente haber llegado a aquel trato cuando vuelve a enamorarse de un misterioso hombre que lleva una armadura roja y oculta su rostro tras una máscara dorada.

La joven conoció a ese hombre misterioso cuando él la salvó de la muerte. Por otro lado, Kunlun, un esclavo de un gran general, está buscando los recuerdos perdidos de una familia que una vez tuvo. El destino hará que los caminos de Kunlun y la princesa se crucen. Ella confundirá a Kunlun con su misterioso salvador.

The Promise, que es el título con el que se conoce esta película en la otra mitad del mundo, fue estrenada a finales de 2005 en China. The Weinstein Company adaptó la película para su distribución comercial en Estados Unidos con el título de “Master of the Crimson Armor”, pero fue la Warner quien adquirió los derechos tras una inesperada cancelación de planes. En Palafox tendremos la oportunidad de ver un filme al que le faltan diecinueve minutos con respecto al original. Su estreno en Asia tuvo resultados bastante negativos, solamente logró recaudar nueve millones de dólares en China y ocho en Hong Kong. Si tenemos en cuenta que se rumorea que el coste de la producción estará entre los treinta y cinco y cuarenta millones de dólares: las cuentas no salen.

Bajo nuestro punto de vista, es muy posible que se trate de una de las peores películas que se exponen en la muestra. El guión es incoherente, muy obvio y peca de cierto infantilismo en algunos momentos. Los efectos especiales de cable resultan ridículos para los tiempos que corren. Parece mentira que la firme Kaige Chen, un tipo habitualmente competente que nos cae simpático. La última nota va dedicada a los ecologistas, The Promise ha sido muy criticada por el daño medioambiental que ha producido en la zona donde se rodaron los exteriores: Yunnan y los alrededores del lago Bigu.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...