The Social Network de David Fincher

Mark Zuckerberg, con sus amigos, está a punto de embarcarse en un proyecto que revolucionará el mundo de Internet: inventa Facebook. La película sigue la historia increíble de la creación del sitio en el campus de la Universidad de Harvard en 2004 de la red social por antonomasia y de la comunidad que es hoy.

David Fincher estaba interesado en el fenómeno de Facebook, o más bien en su infancia, es un tema que, en el papel que tiene, ha dejado a muchos escépticos. El momento de la verdad ha llegado, hemos podido ver The Social Network. Y para ser completamente honesto, el resultado nos deja escépticos. Si bien la puesta en escena de David Fincher no es criticable. Si bien se las arregla para despertar el interés en un tema a priori no muy atractivo para el público general. Ciertamente, nos permite aprender más sobre un personaje que sigue siendo misterioso: Mark Zuckerberg … Pero en nada ayuda. Esta insatisfacción continúa, al menos por mi parte.

La explicación tentativa primera es que la película es locuaz. Obviamente no estamos en un planeta prisión acosada por los extraterrestres, o en una casa con una «habitación de pánico» para refugiarse en caso de amenaza, ni en un club de peleas en el que te pegan una paliza simplemente por diversión… No, estamos en una película que trata de descifrar el éxito inexorable de un nerd que un día tuvo una genial idea (perdóname Mark) o más bien, una persona que escuchó a todo el mundo antes de parir el fenómeno que todos conocemos y del que participamos: Facebook.

¿Realmente es mala la película? Objetivamente, la respuesta es no. Al menos no por Jesse Eisenberg, perfecto en el papel principal, ese geek que podemos amar u odiar. Un personaje que vive en su mundo, que incluso en la tormenta se refugia en una burbuja de algoritmos en la búsqueda de lo que podría mejorar sus inicios.

David Fincher nos había acostumbrado a la sorpresa, ya fuera visual o de guión. No hay nada de eso aquí. Y que, de hecho tal vez la sorpresa de la red social. David Fincher cuenta simplemente la historia de la creación de lo que se convirtió en pocos años, uno de los principales actores de Internet. Y además, lo hace bien … eso es lo importante, ¿no?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...