Tideland, lo último de Terry Gilliam

200px-tideland_cover.jpgTideland supone el segundo plato del viernes; será proyectada a las ocho de la tarde y es una de nuestras favoritas. Basada en el libro del mismo nombre, escrito por Mitch Cullin. Cuando Terry Gilliam leyó la historia dijo que era “jodidamente maravillosa”. Nos propone adentrarnos en el mágico mundo de Jeliza-Rose, una niña poco común con una historia todavía menos común. Vive en un mundo donde las ardillas hablan, las moscas tienen nombre y las muñecas decapitadas tienen la cabeza muy lejos del cuerpo, pero son sus mejores amigas.

Tras la repentina muerte de su madre drogadicta a causa de una sobredosis de heroína, Jeliza emprende un extraño viaje con su padre hasta una vieja mansión en mitad del campo, un rockero venido a menos a causa de las drogas. Un viaje que lejos de consolarla le llevará a la más absoluta soledad de su nueva existencia (el padre no tarda en morir), viéndose obligada a crear un mundo más profundo y rico en su imaginación.

Terry Gilliam ha vuelto a conseguirlo. Se ha sacado de la manga otra obra maestra totalmente original y alejada de las producciones convencionales. Se ha convertido en uno de los más creativos e imaginativos de la industria de Hollywood. La película fue proyectada en el 2005 en el Festival de Cine de San Sebastián, en el que obtuvo el premio a la mejor película por el Jurado de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica.

Un aspecto que creo puede ser curioso mencionar es que las cuatro cabezas de muñeca con las que Jeliza juega representan aspectos de su personalidad. Fíjense en cómo al comienzo de la cinta, los labios de la niña dejan de moverse y la muñeca continua hablando… ¿Es una broma del director o una forma de adentrarnos en la locura de su personaje principal?

Tideland es una de las películas más bonitas e inocentes que hemos visto en los últimos años. El Monty Python americano vuelve a demostrarnos que es uno de los mejores contadores de historias de los últimos tiempos. Dejen aflorar al niño que llevan dentro durante el visionado del filme, no vean lo bien que sienta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...