‘Todas las cosas buenas’, un flojo thriller con una gran Kirsten Dunst

El director Andrew Jarecki ofrece un largometraje con aspecto de telefilme que contiene la que quizá sea la peor interpretación de Ryan Gosling. La película forma parte de la Sección Atlas del Atlántida Film Fest.

Imagen de 'Todas las cosas buenas'

El director Andrew Jarecki sorprendió a la comunidad cinéfila con ‘Capturing The Friedmans’ (2003), uno de los mejores documentales de lo que llevamos de milenio. En aquella cinta indagaba en la historia de real de una familia donde el progenitor y alguno de sus hijos abusaban de menores. El realizador utilizaba las cintas caseras del clan y de las declaraciones de algunos miembros para mostrarnos la falsedad de las apariencias.

En ‘Todas las cosas buenas’,  su debut en el largometraje de ficción, Jarecki reincide en la temática de aquel estupendo filme. Basada en hechos reales, la cinta nos cuenta la historia de una joven que se enamoró de un chico rico en los primeros ochenta. Todo fue bien hasta que el tipo comenzó a trabajar con su padre, un hombre acaudalado que dirigía negocios sucios. Es entonces cuando se empezaron a hacer más visibles los traumas de un hombre que vio suicidarse a su madre cuando era un niño. Poco a poco, su esposa irá indagando en su pasado y en su extraña actitud.

Con este argumento, Jarecki intenta ofrecernos un thriller setentero, aunque sólo logre poco más que un telefilme del subgénero ‘no sabía con quién me casaba’. No obstante, la cinta alza algo el vuelo cuando aparece en pantalla Kirsten Dunst, que asume el papel de la desconcertada actriz. La joven intérprete americana logra que nos creamos a esa esposa aparentemente ingenua que descubre los secretos de su marido.

Menos acertado se muestra Ryan Gosling, encargado de ponerse en la piel del atormentado protagonista. La estrella de Hollywood se muestra demasiado inexpresivo durante todo el metraje. Tampoco ayuda un maquillaje equivocado y alguna caracterización que produce risa involuntaria.

Por otra parte, el director desperdicia a un grupo de actores estupendos en papeles muy poco definidos, como es el caso de Frank Langella, en el papel del antipático padre del protagonista, y Kristen Wiig, como una de las amigas del personaje de Dunst.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...