Tráiler: Déjame entrar (Let The Right One In)

Let the right one in, poster

¿Puede una película hablar del extraño amor que surge entre un vampir@ y un human@ normal y corriente? Si tenemos en cuenta la repercusión comercial de Crepúsculo y los premios que se ha llevado Déjame entrar (Let The Right One In), dos filmes que han tratado esta peculiar relación entre seres aparentemente contrarios, nos encontramos ante el último grito en romances. Sin embargo, frente a la blanda, aburrida, cursi y absolutamente prescindible adaptación de la pacata novela de la mormona Stephenie Meyer, Déjame entrar es el colmo de la sensibilidad y una de las mejores películas fantásticas de los últimos años.

El filme, dirigido por el sueco Tomas Alfredson, sigue los pasos de Oskar (Kåre Hedebrant), un chico de 12 años que sufre continuamente el acoso de sus compañeros de clase más fuertes. Su deseo de tener un amigo parece hacerse realidad cuando conoce a Eli, una niña de su misma edad que acaba de mudarse a la casa de al lado. Pero Eli (Lina Leandersson) es una niña misteriosa: es muy seria, está muy pálida, sólo sale por las noches y aparentemente no le afectan las temperaturas heladas. La razón es muy simple: es un vampiro.

Basada en la novela homónima de John Ajvide Lindqvist, la cinta ha arrasado por todo aquel festival donde se ha proyectado. La sensible y maestra dirección de Alfredson, el acertado guión del autor del libro en el que se inspira el filme, y las impresionantes actuaciones de Kåre Hedebrant y Lina Leandersson, encarnando a los dos jóvenes protagonistas, convierten a Déjame entrar en una de esas películas que tienes que ver en el 2009.


Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...