Un museo para el cine

Tras treinta largos años luchando contra lo que parecía un proyecto maldito en toda regla, parece ser que Hollywood tendrá al fin su propio museo. Un museo del cine, se entiende. Junto al Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA) y en la intersección de la avenida Fairfax y el bulevar Wilshir, un imponente edificio construido en 1939 y perteneciente a la May Company, servirá de sede para este futuro mausoleo dedicado al séptimo arte. Y no se podía elegir un escenario más adecuado, pues debemos recordar que en el interior de esta construcción tuvieron lugar los rodajes de algunos de los proyectos más ambiciosos de la industria, como fueron El mago de Oz o Lo que el viento se llevó.

museo del cine

Hollywood contará con su propio museo.

El acuerdo entre la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS) y el LACMA parece casi asegurado, y ya ha sido hecho público por los representantes de ambas organizaciones en un acuerdo calificado como «histórico» por los propios protagonistas. Y es que no debemos olvidar que el Museo del Cine es un proyecto que se llevaba gestando desde los años 60. Aquellos que han concebido el museo piensan atraer a miles de fans a través de una experiencia interactiva a la par que entretenida, que les muestre la contribución del cine como disciplina artística y comercial, y su gran impacto en la cultura de masas. No sabemos aún qué o quiénes formarán parte de este proyecto, pero podemos asegurar que, siendo Hollywood el huésped, no se escatimará en gastos. Al menos, si la crisis no lo impide.

En la Academia están entusiasmados, y no es para menos, pues es posible que huelan el millonario peregrinaje de múltiples fans venidos de toda norteamérica (y parte del extranjero) hacia la que pretende ser la cuna del cine: «El nuevo museo será un destino de alcance mundial ya que se convertirá en una representación tangible de la misión de la Academia. Y la idea de este museo es formar parte de un centro cultural más grande de las Artes Cinematográficas, en esta ciudad que amamos», ha afirmado el presidente de la Academia, Tom Sherak. Por el momento damos un voto de confianza a estos yanquis, esperando que el museo se convierta en un lugar para el encuentro entre profesionales, artistas y público; así como en un resorte para la protección de ese patrimonio cultural que es el cine.

Y es que no nos gustaría ver convertido tan magno proyecto en una versión renovada del Madame Tussauds o, peor aún, del Planet Hollywood.

Fuente: Europa Press

Foto: bdearth

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...