Will Smith, ya consagrado y lejos del rap

smith05081.jpgDebo confesar que nunca le tuve mucha simpatía a Will Smith. O mejor, debería llamarlo indiferencia. Ni sus apariciones en filmes con buenos efectos como “Men In Black” (1997) o “Yo, Robot” (2004) me habían hecho entusiasmar. Y no había visto “Ali” (2001), donde interpreta la vida del boxeador Muhammad Ali, por la cual estuvo nominado al Globo de Oro. Por eso, su nombre no me decía mucho, hasta que el otro día entré en un cine para ver “En Busca de la Felicidad” de Gabriele Muccino sin saber muy bien de qué se trataba y ahí si, el tipo me sorprendió con una actuación memorable.

En la película, Smith interpreta a Chris Gardner, un vendedor con mala suerte que se separa de su mujer y se queda en la calle con su hijo de cinco años. Mientras, Gardner, dueño de una inteligencia superior y tenaz frente a situaciones adversas, consigue unas prácticas en una prestigiosa correduría de bolsa y a pesar de no percibir ningún salario, acepta con la esperanza de finalizar el plan de estudios con un trabajo y un futuro prometedor. Algunos podrán criticar a la peli de golpebajista o manual de autoayuda en pantalla grande por algunas escenas un tanto impostadas, pero igual creo que es de esas pequeñas joyas que pocas veces encontramos en el sensible cine de Hollywood y que vale la pena rescatar.

Para quienes lo ignoren Will Smith era un cantante de rap que tenía un dúo llamado DJ Jazzy Jeff & the Fresh Prince, creando temas humorísticos aptos para la radio comercial. En el año 90, la cadena de televisión NBC lo contrató y le montó una comedia de situación en torno a él, denominada “The Fresh Prince of Bel-Air”, donde interpretaba a un personaje llamado… Will Smith. El resto es historia: comienzan sus éxitos en el cine de la mano de “Bad Boys” (2 Policías Rebeldes), “Día de la Independencia” (1996) y la mencionada “Men In Black”, hasta convertirse en estrella y uno de los actores mejores pagos de la industria.


Por eso, para aquellos que no estén habituados al cine comercial estadounidense, les digo que “En Busca de la Felicidad” es una perla que merece ser vista para acabar con algunos prejuicios. Muy bien acompañado por Thandie Newton y el pequeño Jaden Christopher Syre Smith, su hijo en la vida real, Smith aquí se transforma y deja de lado la parafernalia para construir un personaje que tiene que dar el ejemplo y lo logra con determinación. Para más datos, por este personaje estuvo nominado al Oscar este año, pero el premio se lo llevó Forest Whitaker. Todo no se puede.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...