Consejos para congelar el marisco

Si quieres comer marisco en Navidad puedes comprarlo ahora y congelarlo. Si no sabes como hacerlo este artículo puede serte útil

animal-21604_1280

Las fiestas de la comunidad se nos echan encima y debemos ir pensando en lo que vamos a ofrecer en la mesa a nuestros comensales en estos días tan señalados. Si eres fan del marisco y quieres que tu cena o comida no te valga un riñón puedes empezar a dar una vuelta por los mercados para comprobar como van los precios.

En los días cercanos a las fiestas de tu comunidad el marisco se encarece a veces hasta el doble o el triple de su precio normal por eso es bueno ir comprándolo ya y congelarlo para luego ponerlo en la mesa durante las fiestas.

Pero congelar el marisco no se puede hacer de cualquier manera , pues no es lo mismo congelar unas almejas que unas nécoras o un bogavante. Por eso hoy te voy a dar unos buenos consejos para que tus mariscos lleguen perfectos a tu mesa navideña después de pasar por un proceso de congelación.

En primer lugar es muy importante no romper la cadena de frío para que el marisco se conserve en las mejores condiciones. Hay que congelarlo a una temperatura no superior a -18º y por un tiempo no superior a tres meses.

Congelar crustáceos como nécoras, centollos, bogavantes

Para congelar este marisco es necesario comprarlo bien fresco y vivo. Antes de congelarlo hay que cocerlo y dejarlo enfriar. Una vez cocido hay que envolverlo en un paño de cocina empapado en el agua de la cocción y envolverlo en un papel film o meterlo en una bolsa de congelación para garantizar que quede aislado del aire.

El centollo y el buey de mar deben congelarse siempre con las patas hacía arriba para evitar que pierdan el caldo del caparazón.

La descongelación debe hacerse en la nevera.

Congelar cigalas, gambas, langostinos

El proceso para congelar este marisco es similar al anterior pero no necesitan cocción porque la mayoría de ellos van a consumirse cocinados a la plancha. El único problema aparece con la cigala ya que si se congela cruda luego se  le puede ennegrecer un poco la cabeza, por eso si se va a consumir cocida es mejor congelarla cocida.

Hay que congelarlos con papel film o con bolsas de congelación para evitar que les entre el aire y el frío del congelador.

Congelar bivalvos como mejillones, almejas, berberechos

Lo primero que tenemos que hacer para congelar estos mariscos de concha es limpiarlos bien con agua fría con sal para que eliminen las arenas y las impurezas.Estos mariscos pueden congelarse en concha mejor crudos para que no pierdan sus propiedades, pero si los quieres congelar cocidos lo mejor es que los congeles sin su concha.

Después de su congelación es importante que los cocines inmediatamente.

Percebes y ostras

Los percebes y las ostras no deben congelarse, aunque hay quien lo hace, pero no merece la pena porque pierden muchas de sus cualidades.

¿Cómo cocinar el marisco?

Para cocinar el marisco ocurre lo mismo que con la congelación, cada marisco es distinto por eso vamos a dar unos consejos generales.

Para cocer marisco hay que usar una olla grande con agua y añadir 4 cucharadas de sal gorda por cada litro de agua y unas hojitas de laurel. Si el marisco está vivo es mejor que el agua esté fría, pero si está muerto o congelado es mejor echarlo en agua hirviendo porque si no pueden perder las patas.

Una vez cocido el marisco hay que esperar a que enfríe para que la carne quede más compacta. Es bueno enfriarlo en un bol con agua y hielo, pero si esto no es posible se puede dejar enfriar al lado de una ventana.

Las cigalas, los camarones y las gambas pueden cocinarse a la plancha y los mejillones al vapor.

Consejos útiles

  • Si vamos a cocer una centolla o un buey de mar y nos damos cuenta que han perdido una pata, podemos tapar el hueco con una bolita de miga de pan para que no le entre el agua pierda todo su sabor.
  • Para saber si un berberecho está bueno hay que comprobar que no esté abierto, porque si lo está ya está muerto y puede ser que no esté en buen estado.
  • Para descongelar las cigalas, langostinos o gambas hay que sacarlas del congelador y dejarlas en un recipiente con agua fría
  • El buey, la centolla o el bogavante necesitan descongelarse dentro de la nevera apoyados sobre una rejilla para que no estén en contacto con el hielo convertido en agua. Es importante descongelarlos con las patas hacía arriba para evitar que se vacíe el caparazón.
  • Si el marisco ha sido congelado crudo es mejor no descongelarlo sino cocerlo directamente en agua hirviendo.
  • Para saber si una almeja tiene arenas lo mejor es echarla en un recipiente plástico y si rebota es que no tiene arenas.
  • Para abrir un buey o una centolla lo mejor es quitarle las patas primero y luego quitarle la parte triangular trasera e introducirle un cuchillo en el estómago presionando hacía arriba para quitar el caparazón. Una vez abierto hay que retirarle las branquias laterales

Si te gusta el marisco, ya sabes cómpralo cuanto antes y congélalo para las fiestas de tu comunidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...