Consejos para no ganar peso durante las vacaciones

Muchas veces sucede ante la posibilidad de salir de Vacaciones, que quienes se estén cuidando de subir de peso y se encuentren tratando de mejorar su aspecto, tengan el temor de perder la línea durante ese tiempo de descanso y sacrificar todo el esfuerzo invertido en bajar de peso, pero lo cierto es que tomando ciertas precauciones esto no tienen por qué ser motivo de preocupación, ya que de vacaciones también se puede seguir con la dieta, sin ningún tipo de inconvenientes.

Muchas veces sucede ante la posibilidad de salir de vacaciones, que quienes se estén cuidando de subir de peso y se encuentren tratando de mejorar su aspecto, tengan el temor de perder la línea durante ese tiempo de descanso y sacrificar todo el esfuerzo invertido en bajar de peso, pero lo cierto es que tomando ciertas precauciones esto no tienen por qué ser motivo de preocupación, ya que de vacaciones también se puede seguir con la dieta, sin ningún tipo de inconvenientes.

vacaciones

Tomar unas vacaciones representa la posibilidad de relajarse y escapar de la agotadora rutina en un sitio diferente, eso no quiere decir que el turista deba llenarse de comida o tomar alimentos con mayor contenido calórico, lejos de lo que se piensa durante el tiempo de vacaciones también se pueden tomar medidas para poder realizar un viaje sin el riesgo de volver con peso extra y luego tener un dolor de cabeza ante el problema al volver a casa y a las obligaciones de todos los días.

Si se viaja en verano una de las mayores tentaciones, sobre todo si se va a zona de playas, llega al momento de resfrescarse ya que siempre la primer opción son las bebidas gaseosas y azucaradas, que como bien sabemos, pueden atentar soberanamente contra la silueta, en ese sentido se puede optar por beber jugos de frutas naturales o aguas con hielo para espantar el calor. Claro que si el viajero se quiere dar el gusto de beber un refresco puede hacerlo en alguna ocasión, pero siempre procurando que sea del tipo dietético.

Comer entre comidas siempre es algo que hay que evitar, pero también es cierto que durante las vacaciones se suele caminar y pasear bastante, por lo que es necesario reponer energías. La mejor recomendación es mantenerse lejos de los dulces y de las frituras que venden en los kioscos, lo mejor es hacerse un momento para tomar un yogur o gelatina de dieta, también se pueden consumir frutas de estación, sobre todo si ese destino ofrece opciones que en el hogar no se consiguen.

Uno de los problemas frecuentes durante las vacaciones es que los turistas no se toman el tiempo de sentarse a almorzar como es debido, sobre todo si se encuentran en las costas y suelen matar el hambre con opciones de comida rápida o alimentos en puestos callejeros, este es un gran error, esa comida es la menos sana, por lo que hay que respetar la salud y buscar un buen sitio donde comer platos más cuidados y saludables como una pechuga de pollo sin piel y una buena ensalada, si bien es cierto que durante las vacaciones uno se puede dar uno que otro gusto, no hay que tomar esto como un vicio ya que sumando todos esos permisos se pueden juntar muchos kilos de más.

Foto:  Vvillamon de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...