Cúrcuma o azafrán ¿cuál prefieres?

¿Conoces las diferencias entre la cúrcuma y el azafrán?

La cúrcuma y el azafrán son dos plantas que se utilizan como especias para dar color a las comidas y también como remedios naturales.

Aunque son plantas y especias diferentes, mucha gente confunde la cúrcuma con el azafrán pues en algunos países la cúrcuma se llama «palillo de azafrán» o «azafrán de raíz».

El azafrán y la cúrcuma se añaden a las comidas para darles un color dorado apetitoso. Pero a nivel botánico el azafrán y la cúrcuma no se parecen en nada pues la planta de azafrán tiene menos de un palmo de altura (no es mayor de  25 centímetros) y es un bulbo con hojas desprovistas de tallo, en cambio la cúrcuma puede alcanzar hasta el metro y medio de alto, sus hojas tienen grandes dimensiones y tienen inflorescencias en forma de espigas.

Azafrán

El azafrán (Crocus sativus) es una planta que se utiliza como especia para dar color a las comidas y para ello se recolectan sus estigmas rojos que son los que conocemos como «hebras de azafrán».

La planta de azafrán es una planta bulbosa originaria de Irán y las montañas de Zagros pero su cultivo se extendió por toda la región Mediterránea, sobre todo por la zona española donde se utiliza para dar color a la famosa paella.

Las hebras de azafrán son la especia más cara del mundo pues su precio oscila entre los 6 o 10 euros el gramo.

El azafrán además de dar color a nuestras comidas también tiene propiedades digestivas pues aumenta las secreciones salivales y gástricas y funciona como un potente antioxidante.

El azafrán puede mejorar el estado de ánimo y reducir los síntomas del síndrome pre-menstrual.

También es bueno para reducir el apetito y ayudar a perder peso

Cúrcuma

La cúrcuma (Cúrcuma longa) es un rizoma, que no es más que un tallo subterráneo que parece una raíz, y se puede consumir fresco, disecado o en forma de polvo.

La cúrcuma está reconocida como un potente antiinflamatorio natural como el ajo y el jengibre.

La cúrcuma es rica en curcumina que si se toma en forma de suplemento ayuda a adelgazar y funciona como protectora del hígado y los riñones.

La cúrcuma ayuda a mejorar la digestión y la circulación sanguínea. también es buena para combatir resfriados y gripes y evitar crisis de asma.

La cúrcuma ayuda a desintoxicar  el hígado y a mejorar la flora intestinal

Y tú ¿qué prefieres, el azafrán o la cúrcuma?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...