Día Mundial del Pistacho: estos son los 8 beneficios que aporta a tu salud

Descubre por qué el pistacho es un alimento tan saludable

Día Mundial del Pistacho: estos son los 8 beneficios que aporta a tu salud

El 26 de febrero se celebra el Día Mundial del Pistacho, uno de los frutos secos más conocidos y consumidos de todo el mundo. Presenta una gran versatilidad en la cocina, de forma que podemos tomarlo como aperitivo, en ensaladas, helados, salsas, postres… Considerado un súper-alimento por su amplio abanico de beneficios para la salud, es una fuente muy rica de fibra, vitaminas E y K, potasio, antioxidantes y grasas saludables.

El pistacho es el fruto del pistachero, un árbol de pequeño tamaño originario de Oriente Medio. El principal productor mundial es Irán, seguido de Estados Unidos, Nuevo México y el Norte de África. España también ha aumentado de forma notable su cultivo en los últimos años, sobre todo en Castilla-La Mancha.

Bien es sabido por todos que la dieta mediterránea es una de las más saludables y equilibradas del mundo. En la pirámide nutricional, el pistacho tiene un papel esencial, y destaca por encima del resto de frutos secos, como las nueces o las avellanas.

¿Cuáles son los beneficios de los pistachos para la salud?

Si por algo se caracterizan los pistachos es por ser una excelente fuente de hidratos de carbono. Según datos aportados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España, un puñado de pistachos aporta al organismo el 30% de la cantidad de vitamina B6 que necesita a diario.

Es cierto que son muy calóricos ya que aportan 160 kilocalorías por cada 100 gramos, pero se debe a su alto contenido en grasas monoinsaturadas (buenas), que cuidan la salud cardiovascular. La ciencia desvela cuáles son los beneficios de los pistachos para la salud, los cuales resulta de especial interés conocer.

  1. Según diferentes estudios de investigación, como el publicado recientemente en The Journal of Nutrition, estos frutos secos reducen los niveles de colesterol malo en sangre. Por lo tanto, son excelentes aliados para el cuidado de la salud cardiovascular.
  2. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Palermo, demostró que los pistachos son beneficiosos contra el síndrome metabólico. La razón es que mejoran a el perfil de lipoproteínas  y reducen el riesgo de estrés oxidativo y de inflamación celular.
  3. Uno de los beneficios más destacados de los pistachos es que equilibran los niveles de azúcar en sangre, lo que los hace aptos para personas diabéticas. Según un estudio publicado en el European Journal of Clinical Nutrition, tomar pistachos reduce el azúcar en el torrente sanguíneo si se consumen junto a alimentos con carbohidratos.
  4. Los pistachos son ricos en antioxidantes, así que ralentizan y previenen algunas enfermedades degenerativas como el alzhéimer y retrasan el envejecimiento de la piel y las células.
  5. Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España, los pistachos ayudan al cuidado y al aspecto de la piel por su alto contenido en vitaminas A y E.
  6. A esto hay que sumar que, según un análisis realizado por expertos de la Universidad Estatal de Pennsylvania, comer un puñado de pistachos al día reduce 4,8 mmHg la presión arterial sistólica. Teniendo esto en cuenta, son muy beneficiosos para prevenir la hipertensión.
  7. Los pistachos son estupendos para tomar como aperitivo saludable entre horas y calmar el hambre al ser una fuente muy rica en fibra. Son saciantes y, además, regulan el tránsito intestinal.
  8. Tal y como refleja un trabajo del The American Journal of Clinical Nutrition, tomar dos raciones de pistachos al día reduce el riesgo cardiovascular.

Salsa de pistachos

Para disfrutar de todos los beneficios de los pistachos para la salud, podemos preparar una deliciosa salsa que encaja a la perfección con todo tipo de platos: carnes, pescados, arroces, ensaladas…

Los ingredientes son muy simples: 2 puñados de pistachos, 1 cucharada de queso de untar, 100 mililitros de nata, 2 cucharadas de leche, sal y pimienta negra.

  1. Para su elaboración, lo primero es quitar la cáscara de los pistachos.
  2. Ponemos agua a hervir y, cuando llegue a su punto de ebullición, echamos los pistachos y los dejamos durante un mar de minutos.
  3. Retiramos, escurrimos y retiramos la piel.
  4. Trituramos los pistachos.
  5. En una sartén con un poco de aceite, añadimos los pistachos, rehogamos y ponemos el queso. Luego, añadimos la nata y la leche, y salpimentamos.
  6. Dejamos unos minutos, y ya tenemos la salsa de pistachos lista.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...