El secreto de un buen café

El secreto de un buen café

El nivel de deterioro del café aumenta cuando está molido porque hay una mayor área superficial expuesta al oxígeno. Para obtener un sabor más delicioso se aconseja moler los granos en casa justo antes de elaborar la bebida.

Si la molienda del café va a ser usada para tenerlo mucho tiempo en agua caliente, se necesitan partículas más gruesas. No deben ser muy gruesas porque se corre el riesgo de que el café salga aguado, débil y con poco sabor.

En cambio, si se muelen demasiado los granos aumentará el índice de deterioro y obtendrás una bebida con un gusto amargo y áspero.

Entre todos los electrodomésticos que existen para moler café, el que mejor resultados da es el clásico molinillo.

Los molinillos con cuchillas cónicas conservan mejor el aroma y producen una molienda con partículas muy finas y homogéneas. El diseño intrincado de las cuchillas de acero permite una alta reducción del engranaje para reducir la velocidad de molienda.

Cuanto más lenta es la velocidad, menos calor se transmite al café molido, preservando así la máxima cantidad de aroma.

La velocidad a la que muele se sitúa generalmente por debajo de las 500 rpm, muy inferior a la de las picadoras de cuchillas que funcionan entre 20.000 y 30.000 rpm.

Foto | Chichacha

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...