La sal, verdades y mitos

la-sal-verdades-y-mitos

Según ha informado un estudio de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), cada español consume de media 9,7 gramos diarios; cifra que corresponde al doble de los cinco gramos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y cinco veces más que los dos gramos imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo de una persona sana.

El exceso continuado de sal hace que se retengan más líquidos, se aumente de peso y se someta a un sobreesfuerzo a corazón, hígado y riñones. Fumadores, diabéticos y obesos ven agravada cualquier disfunción de su organismo si han abusado de la sal.

En un adulto hay entre 250 y 300 gramos de sal, que ayudan a mantener el nivel de líquidos corporales, permite la transmisión de impulsos nerviosos, la actividad muscular y la absorción de potasio, y facilita la digestión y compensa las pérdidas originadas por exceso de sudoración y por vómitos o diarreas.

Sólo uno de cada cuatro gramos de la sal que consumimos procede de los alimentos que salamos, el resto viene de serie en todo tipo de alimentos, destacando los embutidos, encurtidos, salchichas, snacks, quesos, etc., por lo que lo mejor es comprar alimentos frescos y cocinar nosotros.

Otros trucos para reducir el consumo de sal son usar otro tipo de aliños, como hierbas aromáticas o pimienta, utilizar sal gorda (tiene más sabor y es necesaria menos cantidad) o no salar los platos y dejar que cada comensal lo haga en el momento de consumirlos a su gusto con sal de cloruro potásico, la más saludable.

Imagen | Natalia Lobato

En Centro Mujer | El tomate, un alimento con grandes propiedades

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...