Masa filo,¿para qué se utiliza?

Masa filo, un mundo de posibilidades

Seguro que en el supermercado la has visto al lado de la masa de hojaldre y de la masa para pizzas y te has preguntado para qué sirve la masa filo.

La masa filo es una masa cocida hecha con harina de trigo blanca, agua y sal. Es originaria de Oriente Medio y Turquía donde la utilizan para hacer platos dulces y salados.

La masa filo es una masa muy fina casi translúcida que se utiliza como si fuera un hojaldre aunque su elaboración es mucho más trabajosa.

¿Qué se puede hacer con la masa filo?

Con la masa filo se puede hacer casi de todo pues es una masa que se puede hornear y freír y con ella se elaboran muchos platos de origen turco, armenio, griego y árabe.

Puedes utilizarla para hacer unos deliciosos rollitos, unas ricas empanadillas, unos saquitos deliciosos y hasta puedes usarla como base de alguna tarta.

Con la pasta filo se pueden preparar comidas saladas y dulces y aunque es muy laboriosa hoy en día se puede comprar ya elaborada en el supermercado en hojas de masa muy finitas.

En la cocina hindú con la masa filo se preparan las samosas que consisten en una pequeña empanadilla vegetariana rellena de verduras cocidas aderezadas con curry y cocinadas en mantequilla clarificada.

En Grecia preparan la tiropita, que son unos pasteles salados rellenos de queso feta y se hornean. Existen variantes como la spanakopita que lleva espinacas en el relleno y la bougatsa que es un pastel relleno de crema pastelera.

En Turquia y Grecia también se elabora el baklava que es un pastel relleno de pasta de pistachos y miel que es muy sabroso pero puede resultar un poco empalagoso.

Consejos para utilizar la masa filo

La masa filo puede utilizarse en  muchos platos tanto dulces como salados, pero como es muy fina hay que trabajarla con cuidado.

  • Los rellenos que se usen en la masa filo deben ser bastante secos para que no rompan la masa y quede cruda al cocinarla
  • Entre lámina y lámina se debe añadir mantequilla o aceite para darle consistencia
  • Hay que usar sólo la que se va a utilizar pues se seca con bastante facilidad.
  • Se puede conservar en la nevera y en el congelador puede durar unos dos meses
  • Si está en la nevera, para trabajarla hay que sacarla unas horas antes
  • Si está congelada hay que descongelarla en la nevera un día antes
  • La masa filo debe estar fría para trabajarla pero nunca debe meterse al horno frío
  • Debe servirse rápidamente después de hornearla pues se rompe con facilidad

Y tú ¿utilizas la masa filo?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...