Ollas de hierro, ollas a presión y ollas de cocción lenta ¿cuál prefieres?

Ventajas y desventajas de las ollas a presión, de hierro o de cocción lenta.

Las ollas de cocción lenta y las ollas a presión no hacen que tus comidas resulten más sabrosas, lo único que hacen es ayudarte y ahorrar tiempo y esfuerzo a la hora de prepararlas.

Las ollas de hierro llevan muchos años preparando nuestras comidas pero las ollas a presión y las de cocción lenta han llegado para facilitarnos un poco la vida y permitirnos un poco más de tiempo libre.

Hoy vamos a conocer las ventajas y desventajas de estas tres ollas para que tu puedas escoger cual es la que mejor se adapta a tus gustos culinarios

Olla de hierro

Las ollas de hierro están hechas a base de hierro fundido y a veces recubiertas con cerámica. En ellas la comida se cocina a fuego lento lo que permite ablandar las fibras y potenciar los sabores.

Ventajas

  • Mantienen una temperatura uniforme y una lenta reducción del agua lo que hace que los sabores se concentren
  • Puedes cocinar en ellas todo tipo de platos. Puedes usarlas en el fuego directo, en el horno y en las brasas
  • Con el mantenimiento adecuado pueden durar toda la vida
  • Necesitan poca agua por eso resaltan los sabores de los alimentos

Desventajas

  • Debes remover los alimentos a menudo para que no se peguen
  • Tardan más en cocinar los alimentos que una olla a presión
  • Requieren un cuidado específico de lavado

Ollas a presión

Las ollas a presión como su nombre bien dice se cierran a presión y encierran todos los vapores permitiendo que los alimentos se cocinen más rápido.

Ventajas

  • Necesitan poco líquido por eso conservan mejor los nutrientes de la comida
  • Reducen considerablemente el tiempo de cocción de los alimentos
  • Concentran los sabores de los alimentos
  • Bien cuidadas pueden durar muchos años
  • Hoy en día las hay eléctricas que son programables y más seguras
  • Sirven para hacer platos como sopas, estofados, potajes…

Desventajas

  • Requieren de vigilancia constante pues hay que vigilar que la presión no suba de más
  • Hay que tener cuidado al abrirlas pues el vapor puede quemarnos
  • Una vez cerrada la olla no puede abrirse hasta que baje la temperatura
  • No puedes introducir todos los alimentos pues cada uno tiene un tiempo de cocción diferente

Ollas de cocción lenta

Las ollas de cocción lenta son ollas modernas que imitan las tradicionales pero son más cómodas.

Ventajas

  • Puedes programarlas por la noche o por el día para llegar a casa y tener la comida lista
  • Cocinan a temperatura muy baja por eso el riesgo de que la comida se queme es muy bajo
  • Son una opción para asar grandes piezas
  • Son bastante económicas
  • Usan menos energía que un horno

Desventajas

  • El sabor de los alimentos no es igual pues al cocinar con temperaturas tan bajas no logran romper los almidones ni reducir el agua
  • Tardan mucho en preparar los alimentos
  • No distribuyen el calor de forma uniforme
  • No resaltan tanto los sabores de los alimentos
  • Sus partes eléctricas aumentan el riesgo de averías

¿Cuál es mejor?

  • Si quieres conseguir un gran sabor y usos múltiples de tu olla la mejor es la de hierro
  • Si no tienes tiempo y quieres reducir el tiempo de cocción entonces escoge una olla a presión
  • Si no tienes tiempo de cocinar durante el día las ollas de cocción lenta son para ti.

Y tú ¿qué olla prefieres?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...