Organiza tu cocina para no perder tiempo y alimentarte bien

No a todas las mujeres les gusta la cocina, aunque en muchos casos no le queda más remedio e intentan pasar el menor tiempo posible. Por lo tanto esto es toda una guía para primeramente tener todo al alcance así como tener una alimentación y platos equilibrados.

Primera regla a seguir para tener una alimentación correcta es no excederse en tener todo en grandes cantidades, así es imposible rotar los alimentos y siempre vienes a comer lo mismo. Para evitarlo tienes que adecuar la compra al ritmo del consumo sin más. Tampoco acumules la despensa de productos que no comes o no son imprescindibles, a parte de ahorrarte en comida, tendrás en la despensa solo lo que comes.

Si te fijas en los grandes cocineros siempre tienen todo a mano para elaborar exquisitos platos, la regla está en tener todo en orden. Por lo tanto mantener un mínimo de orden tanto en los productos como en la cocina nos hará ganar tiempo y no dejar que se estropeen las sobras porque están al fondo de la nevera y no las vemos.

Los alimentos envasados tienen fecha de caducidad o de su consumo preferente, así como de las condiciones más apropiadas para la conservación antes y después de abrirse. Por lo tanto en los estantes coloca delante lo que se ha de consumir antes y detrás lo que puede esperar más tiempo.

Por otro lado, la despensa y la nevera deben reflejar las proporciones de alimentos que caracterizan un menú equilibrado. Los hidratos de carbono son indispensables. Pan, pasta seca, harinas, sémola, arroz, copos de avena, frutas desecadas y miel. Y también la fruta fresca.

Las proteínas tampoco deben faltar. Carne y pescado fresco se conservan solo dos días en el frigorífico. Cuenta con los congelados y considera el aporte de las legumbres para prepararlas tres veces a la semana.

Tampoco pueden faltar unas porciones de queso, pescado azul, frutos secos, aceite de oliva virgen y aceite de lino que aportará omega3. Las salsas y los condimentos son ideales si se preparan con ingredientes frescos. Ten siempre a mano especias y plantas aromáticas que te ayudarán abusar menos de la sal.

Puedes hacer un hueco para los caprichos, esos productos especiales que en pequeñas dosis alegran la vida como puede ser el chocolate y las elaboraciones artesanales.

Imagen | Vanessa Ferrer1989

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...