Placeres en la dieta que no pesan

placeres-en-la-dieta-que-no-pesan

De las dietas está todo dicho o al menos no hay muchas cosas nuevas. No hay una mejores que otras, simplemente existe un régimen para cada persona y cada momento. Por eso lo más importante es decidir cuál es la meta, bajar peso o mantenerlo.

Podemos cuidar nuestra dieta y permitirnos ciertos lujos si aprendemos a combinar los alimentos de las comidas y a sustituir unos ingredientes por otros, para equilibrar las calorías de las recetas.

Hamburguesas: Suelen ser de vacuno, carne roja cuya proporción de grasa y colesterol depende de la pieza y edad del animal. Si a esto sumamos el azúcar y los hidratos de pan y del ketchup y la escasez de los vegetales, ya sabemos cómo oscilará la báscula.

Pero podemos hacerla más sana. Sustituye la carne de vacuno por pollo o pavo e incluso el pescado y el pan blanco por uno integral sin azúcares añadidos. Comienza con una ensalada verde, sin aceite añadida sólo con limón, para llenar el estómago de fibra y sentirte saciada antes. Acompáñala con agua o un refresco Light y olvídate de las patatas.

Pizza una porción, unos 180 gramos, de una buena pizza cuatro quesos, ronda las 530 calorías, pero si eliges una sencilla margarita se quedan en unas 350 calorías, eso sí, grasas saturadas las hay en el queso fundido y bastares hidratos de carbono en la masa de la base.

La puedes hacer más sana eligiendo una pizza vegetal, de jamón o de atún y olvídate de la cuatro quesos. De primer plato, una ensalada verde fresca aliñada con limón. Prescinde del pan y de los refrescos, para no sentirte hinchada. Sólo agua y mejor si es mineral.

Como postre, una macedonia de manzana y kiwi, con la que aumentarás las fibras y las vitaminas.

Imagen | Pizzeriacordoba

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...