Recetas de conservas caseras de fruta y verdura

La fruta y la verdura pueden convertirse en ingredientes que duren mucho más tiempo si los conviertes en conservas caseras. Hoy te enseñamos el proceso y algunas recetas.

conservas caseras

Antiguamente se elaboraban las conservas de frutas y verduras para poder disfrutar de ellas durante todo el año. Hoy en día, sólo hay que ir hasta el supermercado más próximo para conseguirlas. Pero, si las elaboras en tu propia casa,te librarás de los conservantes y colorantes que vienen en éstas y conseguirás un producto de la más alta calidad perfecto para cualquier receta.

Para elaborar las conservas caseras, debes tener cuidado de escoger los alimentos que quieres conservar, pues deben de estar frescos y libres de golpes. De lo contrario, la conserva podría verse afectada y no obtendrías la calidad óptima que te gustaría en el producto que estás a punto de elaborar. A continuación vamos a darte todos los consejos que necesitas para crear tus propias conservas caseras.

Precauciones y materiales para las conservas caseras

Los botes más adecuados para las conservas son los de cristal. Estos deben estar limpios y esterilizados. Para eso debes hervirlos durante 15 minutos o meterlos en le microondas durante al menos 1 minuto. Luego los pones a escurrir. Además debes tratar de no tocar el interior. Lo ideal es colocarlos boca abajo en un trapo de algodón limpio.

Cuando los botes de cristal estén llenos, tápalos y mételos en una olla con agua. Déjalos hervir durante 30 minutos. De este modo se esterilizan y se conservan al vacío por lo que se mantendrán en buen estado durante 1 año. Luego debes guardarlos en un armario fresco y seco y alejados de la luz. Una vez abiertos puedes conservarlos en la nevera durante 7 días. No te olvides de poner etiquetas que indiquen la fecha de envasado y el producto que contienen.

Las frutas pueden conservarse en almíbar, en mermelada, en jalea, en compota en puré o en pasta.
En cuanto a las verduras, la conserva de tomate frito es una de las más conocidas. Otra opción es escaldarlas y conservarlas al natural.

Recetas de conservas caseras

A continuación vamos a mostrarte algunas conservas caseras que son muy habituales en las alacenas. En concreto vamos a enseñarte a preparar melocotón en almíbar, crema de castañas, tomate frito y pimientos morrones. ¿Con cuál de ellas te animas?

Melocotón en almíbar

  • Necesitas: 1 kg de melocotones, 500gr de azúcar y 1 l de agua

Pela los melocotones, córtalos por la mitad, quítale el hueso y reserva. Pon a calentar el agua con el azúcar y cuando hierva échala sobre los melocotones y deja reposar durante 3 horas. Mete los melocotones escurridos en los botes y pon a hervir de nuevo el almíbar durante 3 minutos y luego viértelo dentro de los botes con los melocotones. Tapa los melocotones y mételos en un olla con agua y déjalos hervir durante 30 minutos para esterilizarlos. El melocotón en almíbar puede comerse como postre y también puede usarse como decoración de pasteles.

Crema de castañas

  • Necesitas: 2Kg de castañas, 1,5 Kr de azúcar, 2 vasos de agua y una vaina de vainilla.

Haz un corte en la parte superior de las castañas, cubre con agua y pon a hervir durante 10 minutos y luego escurre y pela todas las castañas. Una vez peladas ponlas a hervir nuevamente durante 5 minutos. La castaña estará cocida si se aplasta con facilidad. Tritúralas hasta hacer un puré En una cazuela grande pon el azúcar, los dos vasos de agua y la vaina de vainilla y cuece a fuego fuerte durante 5 minutos. Añádelo al puré de castañas y sigue cocinando a fuego lento durante 15 minutos. la crema se oscurecerá y espesará. Para comprobar si está coge una cucharadita de la mezcla y vuélcala, si la crema no se mueve estará lista. Apaga el fuego y llena los botes de cristal con la crema de castañas. Hiérvelos durante 30 minutos para que se esterilicen.

La crema de castañas es ideal para acompañar un queso fresco o un yogur. También se utiliza en repostería y para untar tostadas de pan.

Tomate frito

  • Necesitas: 2Kg de tomates bien maduros, sal y aceite de oliva.

Lava los tomates, córtalos en trozos pequeños y ponlos en una olla con aceite de oliva y sal. Puedes añadirle hierbas aromáticas como tomillo, albahaca o romero. Cocina a fuego lento durante una hora hasta que su tamaño se reduzca a la mitad. Pasa por el pasapurés y mete la salsa en botes de cristal. Esteriliza en agua hirviendo durante 30 minutos.

Pimientos morrones

  • Necesitas: Pimientos morrones, sal y agua

Asa los pimientos a la brasa dándoles la vuelta continuamente. Cuando la piel esté quemada mételos en agua fría. Retira la piel de los pimientos, las semillas y el rabo. Corta en tiras del tamaño que te guste o también puedes conservarlos enteros. Lava los pimientos asados y ponlos en un cuenco cubiertos con agua hirviendo durante 5 minutos. Escurre y deja enfriar. Rellena los botes con los pimientos y cubre con agua. Añade una pizca de sal y un chorrito de vinagre en cada bote y tápalos. Esterilízalos en agua durante 30 minutos.

¿Has visto qué fácil resulta hacer conservas de frutas o verduras en tu propia casa eliminando todos los conservantes y colorantes que llevan las del supermercado? Ponte manos a la obra y prepara algunas de las que te hemos mostrado con las recetas anteriores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...